RÍO GALLEGOS.- «Gracias, muchas gracias, solo quiero decir eso», fueron las breves y sentidas palabras de Jorge Javier Astorga, ante la manifestación que hoy se convocó frente a la Jefatura de Policía para repudiar el ataque homofóbico que sufrió. El hecho fue reconocido por el gobierno provincial quien repudió el hecho e inició sumarios a los efectivos involucrados. (Foto portada: Juan Manuel Vilaboa).

La protesta realizada esta tarde en la puerta de la jefatura de Policía y convocada por la Agrupación LGBTI, el Partido Obrero y el Plenario de Trabajadores, pidió que los policías involucrados en el ataque que le deformó la cara al Jorga Javi Astorga, sean separados definitivamente de la fuerza.

«Fue un apremio ilegal desde el primer momento cuando lo torturaron, lo sometieron y lo insultaron. Este repudio que hoy nos convoca acá es un repudio en general al accionar sistemático de la policía de Santa Cruz que violenta a todos los colectivos vulnerabilizados», afirmó Gabriela Ance, de la Mesa de Mujeres.

El hecho ocurrió el 01 de mayo pero trascendió públicamente el 05 de junio a través de una entrevista de la periodista Mirtha Espina que fue difundida en directo por facebook y masivamente viralizada.

Publicidad

Publicidad

https://winfo.com.ar/2020/06/joven-denuncia-abuso-policial-por-homofobia/

En el acto se recordó que no es la primera vez que hay hechos violentos en la Comisaría Sexta. «No nos vamos a conformar con medidas, estamos pidiendo la separación de los cargos de los que estuvieron involucrados, que lo violentaron a Javier» y agregaron «no queremos que se haga una medida demagógica trasladándolo a otra localidad o a otra comisaría».

Otra de las oradoras aseguró que la policía de Santa Cruz disciplina e impone el miedo «a todos los que se manifiesten a todos lo que ellos ven como diferentes en esta sociedad que constantemente esta oprimiendo a este colectivo», indicó.

En la marcha recordaron a Gustavo Gerez de Caleta Olivia quien tenía 28 años cuando fue detenido en septiembre del 2016 por una comisión policial, acusado de provocar disturbios en la vía pública, y murió en una comisaría.

La versión policial indica que llegó golpeado por una pelea callejera con otros individuos y se descompensó a los pocos minutos de ingresar a la dependencia. La familia denunció que su deceso de produjo por una paliza que le propinó la policía

«Por suerte lo tenemos aquí a Javi, el necesita el apoyo y el abrazo», se escuchó durante la marcha frente a la Jefatura de Policía.