RÍO GALLEGOS.- Ante la constatación de avances en la obra del Centro de Monitoreo que está suspendida a raíz de un amparo, el juez Francisco Marinkovic advirtió al municipio y a la empresa sobre el delito de desobediencia y la aplicación de multas de 100 mil pesos diarios.

Luego de haber constatado avances en la obra Centro de Monitoreo que encara el municipio en tierras de la ex YCF en la costanera local, el juez Francisco Marinkovic advirtió al municipio sobre la vigencia de la medida cautelar que suspendió la construcción «Hasta tanto cuente con los recaudos previstos en la Ordenanza de Protección de Patrimonio Cultural, entre ellos, los dictámenes de la autoridad de aplicación y Comisión Evaluadores, así como la determinación por dichas autoridades de la necesidad de Evaluación de Impacto Ambiental».

Es a raíz del amparo presentado por el diputado, Daniel Roquel, a instancias de vecinos que desde que se conoció el proyecto en primera instancia localizado en la zona residencial, Barrio Jardín, y que luego fue reubicado en la zona del muelle de la ex YCF, en el sector ferroportuario.

En una nueva sentencia conocida ayer, el magistrado señala que «surgen evidentes diferencias de avance de obra, al menos desde la fecha de las fotografías agregadas junto con el escrito de demanda, lo que genera serias dudas acerca del cumplimiento de la medida cautelar de no innovar dispuesta en la sentencia firme dictada en autos».

Publicidad

Publicidad

Advierte a la comuna sobre la plena vigencia de la orden de suspensión de la obra, y que «de detectarse nuevas modificaciones, se remitirán las actuaciones a la justicia penal, en función del delito de desobediencia», afirma el magistrado.

Y le comunica a la intendencia, que de persistir con la continuidad de la obra, tanto la firma «Mata Negra» a cargo de la construcción, como el ingeniero responsable de la misma serán pasibles de la aplicación de multas de 100 mil pesos diarios «en forma solidaria por cada día de demora en respetar la orden o por cada acto de desobediencia», señala el fallo.

Registros fotográficos captados en agosto (izquierda) y en la actualidad (derecha).

Les comunica asimismo tanto al municipio como a la firma constructora que a los fines de controlar que se cumpla la medida judicial, «secretarios de este juzgado realizarán relevamientos periódicos para determinar la existencia de nuevas alteraciones», en la construcción.

La obra del Centro de Monitoreo está emplazada en una área definida como patrimonio cultural, según la Ordenanza 8043 que está vigente pero que el municipio no reglamentó.