RÍO GALLEGOS.- En el marco de la pandemia y ante casos de pacientes en estado crítico o terminales, el concejal Pedro Muñoz busca que el Ministerio de Salud implemente un protocolo para que las personas enfermas puedan recibir el acompañamiento de sus familiares. Hay un antecedente en CABA.

El concejal Pedro Muñoz, presentó un proyecto para que las personas en situación de final de vida estén acompañadas por miembros de su entorno afectivo, haciendo ejercicio del derecho a despedirse en comunión con los integrantes de su entorno familiar.

«Es un reflejo del respeto y valor que, como sociedad, tenemos de la propia vida y de la dignidad inherente a todas las personas», señaló el edil del ARI.

En los fundamentos cita el reciente antecedente de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que sancionó una ley que garantiza el acompañamiento de pacientes críticos y/o en últimos días de vida, en un marco de seguridad, información y contención necesaria en contexto de pandemia por coronavirus COVID-19.

Publicidad

Publicidad

El proyecto remarca que «los últimos días de una persona pueden ser los momentos en los que es más necesario que nunca sentir la cercanía de las personas que forman parte de nuestro entorno afectivo más próximo».

La difícil y dolorosa situación por la que atraviesan los pacientes con covid-19 en grave estado al igual que las personas de su entorno afectivo y la falta de un protocolo que garantice una adecuada contención y acompañamiento de los mismos, y;

Muñoz considera que se debe tener presente que «los cuidados al final de la vida implican algo más que el control de sus síntomas físicos: es defender y garantizar el derecho que tiene una persona en una situación límite o extrema a recibir afecto, consuelo, compasión y atención espiritual».

Recuerda que «son miles las personas que han sufrido la situación de contagiarse por el coronavirus y haber tenido que finalizar sus vidas en soledad con el agravante que sus familiares ni siquiera pueden velar el cuerpo. Si la muerte es algo difícil, morir solo es aún peor, y no poder despedirse afecta a la moral de los familiares y amigos».

En su artículo primero el proyecto pide al Poder Ejecutivo Provincial, «que encomiende al Ministerio de Salud y Ambiente de la Provincia, la elaboración e inmediata implementación de un protocolo a fin de garantizar el acompañamiento de pacientes críticos y/o en últimos días de vida, en un marco de seguridad, información y contención necesaria en contexto de pandemia por coronavirus COVID-19».

En tanto el artículo 2, solicita «que en la elaboración del mencionado protocolo se garantice el acompañamiento de un vínculo afectivo de los pacientes con covid-19 en grave estado, para evitar que atraviesen en soledad tan difícil, angustiante y dolorosa situación, siendo un objetivo prioritario dentro de las estrategias de humanización de cada centro de atención».

El artículo 3, pide que «se establezca en el protocolo que cuando se determine la situación próxima al final de la vida según la evolución clínica de la persona, el médico responsable del paciente se comunicará con la familia o persona designada por el paciente, y ofrecerá la posibilidad de acompañamiento en las condiciones establecidas, informándole del procedimiento a seguir y de los riesgos de la visita, quedando constancia por escrito en la historia clínica del paciente».

Asimismo solicita que el ministerio de Salud, «permita la posibilidad de utilizar un dispositivo Smart (tablet o  móvil)  para  que la persona acompañante o paciente, si lo considera oportuno, se pueda comunicar con el resto de la familia o vínculos afectivos».