BUENOS AIRES.- El empresario Lázaro Báez fue condenado a 12 años de prisión por considerarlo penalmente responsable del delito de lavado de activos agravado en dos oportunidades. Su hijo Martín recibió una pena de 9 años de prisión y su hermano Leandro fue condenado a 5 años de prisión. En tanto Luciana y Melina Báez recibieron una pena de 3 años de prisión «en suspenso».

Así lo definió hoy el Tribunal Oral Federal 4  cen la causa conocida como «la ruta del dinero K«.

«Repatriación y reingreso de fondos», es el delito que condenó a los Báez.

Lázaro Báez recibió una multa de ocho veces del monto de la operación de lavado.

El tribunal también decidió condenar por mayoría a Martin Antonio Báez a la pena de 9 años prisión y multa de 7 veces el monto de las operaciones, por el delito de lavado de activos agravado como coautor.

En tanto que Leandro Báez fue condenado a 5 años de prisión, como partícipe necesario.

El límite de 3 años de prisión determina la libertad o no del condenado, en el caso de las hijas de Báez solo deberán cumplir con las normas de conducta durante dos años, y bajo patronato.

Leandro Báez en cambio, deberá cumplir prisión efectiva.

Además del fiscal Abel Córdoba, que pidió para Báez la pena más alta, intervienen como acusadores en este juicio la Oficina Anticorrupción (OA), la Unidad de Investigación Financiera (UIF) y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), tres organismos dependientes del Poder Ejecutivo.

Los condenados oyeron la setencia por zoom