RÍO GALLEGOS.- Empleados del Correo se manifestaron este mediodía en protesta por los despidos en otras provincias, y ante el temor de que pudiesen recplicarse en el resto de las sucursales del país. Se trata de 46 trabajadores que fueron contratados en forma eventual por la pandemia.  La empresa estatal incrementó su labor durante la cuarentena la par de Mercado Libre. 

Portando carteles con leyendas «no al viaciamiento», «el Correo es Argentino», y «No a los despidos», alrededor de cuarenta empleados de la sucursal local del Correo Argentino protestaron en la escalinata del edificio en solidaridad con 46 empleados de contrato eventual por la pandemia que fueron despedidos en las últimas semanas. 

Temen que puedan producirse más despidos, y que los mismos alcancen a trabajadores de Santa Cruz.  

Entrevista a José Luis Aguilar, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Correo y Telecomunicaciones de Santa Cruz,

 

El viernes pasado trabajadores del Correo Argentino de todo el país se manifestaron en solidaridad con los 46 trabajadores contratados durante la pandemia que fueron despedidos por la empresa.

El temor de los trabajadores es porque según voceros sindiales, la empresa estatal pretende desprenderse de alrededor de 1000 trabajadores contratados en total.

La Presidenta del Correo es Vanesa Piesciorovski, y la vicepresidencia quedó para Mónica. En tanto Camilo Baldini, ejerce el cargo de Director General Ejecutivo. 

Las concentraciones más fuertes se dieron en Rosario, Salta Capital y en la Ciudad de Buenos Aires. Dos días atrás, trabajadores del Correo protestaron frente a la sede central de Monte Grande, en el suroeste del Gran Buenos Aires, publicó el diario Tiempo. ar

La empresa asegura que no se trata de despidos sino de “finalización de contratos” de trabajadores incorporados en forma eventual para reemplazar a los que fueron licenciados por la pandemia, sea porque tenían factores de riesgo o porque convivían con personas con riesgos o porque debían abocarse a las tareas de cuidado. El teletrabajo no es una opción pasible de ser difundida en esta actividad. En la medida en que estas personas vuelven a ocupar sus puestos, sus reemplazantes ya no son más necesarios, dice la empresa.