RÍO GALLLEGOS.- El diputado Gabriel Oliva, fue a dialogar con los enfermeros que reclaman frente a Casa de Gobierno, por derechos laborales, pago de horas extras atrasadas y la sobrecarga horaria producto de la falta de personal: «el gobierno no abre un canal de diálogo, y ni siquiera los escucha, es inconcebible que en plena pandemia el gobierno apueste a desgastar a quienes reclaman», manifestó el legislador. 

El diputado Gabriel Oliva se acercó a Casa de Gobierno junto a la ex diputada Gabriela Mestelán para conocer en qué situación se encuentran los enfermeros que desde hace diez días acampan en reclamo de mejores condiciones laborales, horas extras adeudadas y sobre carga horaria por falta de personal, entre otros puntos.

“Una realidad que se nos hace evidente, dicha por todas las personas con la que allí hablamos, es que el gobierno no los escucha y no abre un mínimo canal de diálogo. Nos plantearon un cuadro de situación donde, en el mejor de los casos, apenas les han recibido una nota en la mesa de entrada de Casa de Gobierno. Y esto recién se dio luego de semanas enteras, e incluso meses de reclamo”, detalló el diputado Oliva, quien consideró que “es un destrato y una falta de respeto de los funcionarios de gobierno”.

La situación de los enfermeros

Publicidad

Publicidad

“El pedido a la gobernadora, al ministro de Salud, a los directivos del Hospital, es urgente y nos hacemos eco”, afirmó el legislador. “Es inconcebible que no se abra un canal de diálogo que dé una vía de solución y respuesta al planteo que desde hace dos meses llevan adelante las enfermeras y enfermeros del nosocomio, junto a trabajadores de otros sectores”.

Por su parte, Mestelán consideró que “el gobierno de la provincia no aprendió nada después de un año: en vez de anticiparse a los problemas sigue improvisando y dilatando la solución de los conflictos. Es muy difícil de comprender que, en plena segunda ola de la pandemia, el gobierno apueste a desgastar a quienes reclaman por sus derechos”.

El panorama en Terapia Intensiva

En las últimas horas, ambos referentes de Encuentro Ciudadano también mantuvieron contacto con profesionales de la salud que trabajan en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Regional. “Puertas adentro del hospital nos señalan la misma falta de respuestas, sin previsión, sin planificación y sin escuchar los pedidos de los trabajadores de diferentes áreas. En estas horas, los profesionales de Terapia Intensiva nos plantean que no faltan respiradores o camas en este momento, sino enfermeros y otros profesionales que atiendan la creciente demanda”, detallaron. “Sin embargo, nos cuentan que no hay respuestas de los directivos, ni tampoco las hay desde el Ministerio de Salud, lo cual también resulta inadmisible”, objetaron.

Reclamo de mujeres desocupadas

En el mediodía del martes, también se encontraban afuera de Casa de Gobierno un grupo de mujeres desocupadas. “Este grupo nutrido de mujeres también padece el ninguneo y la falta de respuestas por parte de los funcionarios de diferentes áreas. Nos contaron que iniciaron su reclamo hace dos meses, luego de organizarse, primero en el Ministerio de Trabajo y luego en la gobernación, sin haber sido debidamente escuchadas al día de hoy. Además de la falta de trabajo, muchas de ellas padecen necesidades elementales”, detalló Mestelán.

“Sin dudas la falta de trabajo no es un problema que se resuelve de un día a otro, pero estas mujeres, muchas de ellas muy jóvenes, nos plantearon que ni siquiera son escuchadas, que no hubo una posibilidad de diálogo para plantear su situación”, apuntó Oliva.

“Además de padecer la falta de trabajo, que se agravó en este contexto de pandemia, hay casos de problemas de salud que no son atendidos, de falta de alimentos suficientes para sostener a sus familias. Estos problemas deberían ser atendidos de manera urgente, si hubiera voluntad y un mínimo de coordinación entre la provincia y el municipio, donde también plantearon sus carencias”, concluyó la ex diputada de Encuentro Ciudadano.