Por Marisa Vaucheret

CALETA OLIVIA.- Ayer se cumplió un mes desde que Rodrigo Curaqueo fue hallado muerto ahoracado en una celda de la Comisaría Quinta, pocas horas después de haber quedado demorado. Los familiares y amigos del joven marcharon por las calles de la ciudad en reclamo de justicia, sostienen que no hubo avances en la causa y denuncian además que reciben hostigamiento por parte de la policía. Dudas sobre la ropa de Rodrigo y la autopsia.

La causa abierta por la muerte de Rodrigo Curaqueo el pasado 7 de abril, está en manos del Juez de Instrucción N° 1 Dr. Marcos Perez Soruco, quien en relación a la causa solo se expidió de manera pública a través de un comunicado, ahora los familiares piden que sea apartado porque no ve avances significativos en la investigación de lo que fueron las últimas horas de vida que el joven pasó en la comisaría.

 A pesar del frío de la tarde, familiares y amigos de Rodrigo se dieron cita en el Gorosito y luego marcharon por el centro hasta el Juzgado de Instrucción donde con cantos, expresaron su enojo por la falta de respuestas de la policía.

Publicidad

Publicidad

Si no tiene la facultad para hacer justicia le pido que se retire”, dijo Andrea Muñoz la madre de Rodrigo en referencia al juez de Instrucción Marcos Pérez Suruco. También cuestionó al intendente Fernando Cotillo, a los concejales, al ministro de Seguridad Lisandro de la Torre sobre quien dijo, «vino a Caleta Olivia y solo trajo más gente para reprimir, para callarnos, ni siquiera se comunicó con la familia, no los vamos a dejar en paz, no nos vamos a callar y por mi hijo que voy a hacer justicia”.

“Queremos que mi hijo descanse en paz, una semana me tuvieron sufriendo”, afirmó la mujer en relación al traslado del cuerpo a Puerto Deseado y la negación de una despedida en una casa de sepelios previo a la inhumación que finalmente se aprobó. “No lo voy a dejar así, tardaron en avisarme para borrar huellas, para matar a mi hijo no se tardaron, la policía de la seccional Quinta lo mató, son unos asesinos. Pedí ayuda y me entregaron a mi hijo muerto”, afirmó la mujer.

Por su parte Brenda Curaqueo, relató que ayer a la madrugada, al cumplirse un mes de la muerte de su hermano tres de sus amigos fueron detenidos sin causa mientras se encontraban sentados en una esquina del barrio y fueron liberados horas después. “Tenemos   noches de desvelo, la policía todo el tiempo está hostigando, sabemos que tenemos para rato. Creemos que lo que ellos están intentado es ensuciar la causa, están tratando de apretarnos y meter miedo”, aseguró.

De igual modo cuestionó el accionar del Juez Pérez Soruco y consideró que la causa “no avanzó, no entregó las cámaras, no entregó el elemento con el que supuestamente mi hermano se suicidó, no está haciendo nada, si hubiese  sido un hijo de él este caso ya estaría resuelto” y recordó que en su momento “nos recibió, nos mintió porque nos dijo que no iban a trasladar el cuerpo a Puerto Deseado, cambiaron la escena del crimen, esta todo de nuestro lado, y el miedo que tiene la policía tenemos todo para ganar”.  

Marcha en pedido de justicia por Rodrigo Curaqueo

Dudas sobre la ropa de Rodrigo y la autopsia

El Dr. Alberto Luciani, abogado de la familia de Rodrigo Curaqueo, en diálogo con el programa radial “QUÉ”, de la FM Vanguardia 106.1  manifestó que la causa que lleva adelante el Juez Dr. Marcos Pérez Soruco “no avanza con la velocidad que un hecho de estas características amerita” y que por declaraciones de testigos están en condiciones de afirmar que: “cambiaron la escena donde se produjo su muerte” y   fue contundente al señalar que nadie les pudo explicar hasta el momento, por qué la prenda de vestir con la cual supuestamente se habría quitado la vida Rodrigo Curaqueo, no formó parte de la autopsia que tuvo lugar hace algunas semanas en Puerto Deseado. “Queremos saber por qué no se envió la supuesta ropa a la autopsia.

“Creemos que los resultados de las cámaras de la seccional ya tienen que estar, no entendemos por qué la demora y adelantó la intención de solicitar “el cambio de Juez”

El caso

A Rodrigo Curaqueo de 19 años lo encontraron ahorcado en una celda de la Comisaría Quinta de esta ciudad, pocas horas después de haber quedado demorado luego de haber llegado en la madrugada alcoholizado a su casa provocando destrozos, lo que motivó  que la familia llamara a la policía, que procedió a detenerlo.

Según el propio relato de su madre Andrea Muñoz, a la medianoche personal policial se hizo presente en el domicilio para informarle que el joven se había ahorcado en la celda donde estaba alojado en la Comisaría Quinta del Barrio Rotary 23. El Juzgado de Instrucción emitió un parte de prensa en el que informó que Rodrigo Curaqueo, fue hallado en su celda, «colgado del cuello utilizando como cuerda una prenda que vestía».

Autopsia en Puerto Deseado

El cuerpo de Rodrigo fue trasladado a Puerto Deseado, a pesar de la negativa de familiares, donde les realizaron la autopsia y luego fue trasladado a nuestra ciudad donde fue inhumado. Cabe recordar que tras su fallecimiento fue diagnosticado como Covid-19 positivo post mortem, lo que retrasó aún más la situación

En espera de los resultados finales de la autopsia y de lo analizado por el perito que contrataron los familiares, no se brindaron detalles sobre los resultados preliminares, aunque trascendió que se habría determinado que su deceso se produjo por ahorcamiento con el cordón de jogging que tenía puesto cuando ingresó detenido.