LA NACION (MARIELA ARIAS) SANTA CRUZ.– Padres de El Calafate y Río Gallegos presentaron hoy en los tribunales provinciales un amparo colectivo contra el Consejo de Educación y el gobierno de Alicia Kirchner por el retorno de las clases presenciales en toda la provincia. En Santa Cruz, a diferencia del resto del país, no hubo clases presenciales durante todo 2020 y este año el 90% de los niños inició las clases bajo la modalidad virtual. Desde el 1° de marzo de 2021, la presencialidad quedó reducida a las pequeñas localidades sin circulación comunitaria del virus.

El amparo colectivo, firmado por medio centenar de padres, fue presentado en el juzgado en lo Civil y Comercial de Río Gallegos, a cargo de Francisco Marinkovic. Lo patrocinó el abogado José Luis Janezak, en su carácter de padre, quien sostiene que “se está incumpliendo con la normativa reglamentaria en materia educativa fijada por las diversas resoluciones del Consejo Federal de Educación, que desde el año pasado está ordenando la vuelta a clases y destacando la importancia de la presencialidad”.

“La medida de suspensión de clases presenciales en Santa Cruz desde marzo de 2020 a la fecha es una medida arbitraria, infundada, no hay ninguna resolución del Consejo Provincial de Educación que formalmente tome esta medida y la intente fundamentar. La gobernadora no lo menciona en sus últimos decretos, con lo cual nos enteramos por parte de la prensa cuál es la materialidad de la modalidad educativa en Santa Cruz”, detalló Janezak a LA NACION.

El amparo solicita al Poder Judicial que restablezca la vigencia y el pleno ejercicio de los derechos constitucionales y que de manera urgente arbitre las medidas para el inmediato y progresivo restablecimiento de las clases presenciales en todos los niveles educativos de Santa Cruz. Entre las medidas, pide la vacunación con carácter prioritario del personal docente y no docente que cumple funciones en los establecimientos educativos.

Publicidad

Publicidad

En febrero de este año, el gobierno de Alicia Kirchner dispuso las clases solo virtuales para todas las localidades que se encuentran con transmisión comunitaria de virus Covid-19, lo cual concentra al 90% de la población educativa, en tanto que la presencialidad quedó reducida a los pocos pueblos con transmisión de conglomerado o solo brotes puntuales. Según estimaciones de los gremios docentes, solo 2000 maestros fueron vacunados, lo que representa menos del 20% de la planta total. Pero no hubo un anuncio específico que incluya al resto de los docentes que esperan ser inoculados.

La elaboración del amparo empezó a crecer hace meses, cuando a finales del año pasado se sucedieron en El Calafate las primeras manifestaciones de la entidad Padres Organizados Santa Cruz, que con actividades públicas reclamaban por los actos de fin de curso de los últimos años. El movimiento de padres fue creciendo en toda la provincia este año, juntaron firmas, pidieron reuniones con las autoridades, realizaron marchas y hasta hubo un cacerolazo frente a la casa de Cristina Kirchner en El Calafate.

Los argumentos

El amparo presentado cita al reciente fallo de la Corte Suprema sobre la presencialidad en CABA, en especial el fallo del juez Ricardo Lorenzetti: “El Estado no tiene facultades para limitar el ejercicio del derecho a la educación de una persona, excepto cuando puede constituirse en una causa de daños a terceros (…), siempre que ello no signifique una afectación esencial del derecho, lo que ocurre cuando la medida es reiterada en el tiempo o implica una profundización irrazonable de las restricciones que impidan el acceso a la educación de calidad”.

Janezak asegura que la suspensión de las clases no pueden perdurar durante tanto tiempo y agrega, “en Santa Cruz se ha naturalizado que desde marzo del 2020 no haya clases, es el segundo año de presencialidad que están perdiendo nuestros chicos”, afirmó. El abogado patrocinante agregó que esta comprobado que la escuela no es más riesgosa que cualquier otro ambiente, máxime si se hace con protocolos. “El aumento de contagios tiene que ver con otras actividades como las nocturnas. Es una contradicción que en Río Gallegos estén abiertos bares y cervecerías a la noche, o en El Calafate los casinos, y que tengamos las escuelas cerradas”.

En el amparo, que hizo reserva federal para seguir el litigio, apela a los dichos de la Unicef sobre los derechos de los niños al acceso de la educación y también recuerda que la virtualidad no puede reemplazar a la escuela. En este punto, destacan las dificultades de conectividad que tiene la provincia y la falta de acceso a los dispositivos por parte de todos los niños.

Semáforo epidemiológico

El último informe epidemiológico emitido para la provincia indica que Santa Cruz registró ayer 241 nuevos casos positivos a COVID 19, lo que representa un total de 2805 activos en toda la provincia. Desde el inicio de la pandemia se registraron 48.979 casos, 45.436 pacientes recibieron el alta y 734 fallecieron. Hasta el momento se aplicaron 70.022 dosis del Plan “Vacunar para prevenir”.RESTRICCIONES: APREMIADO POR EL TIEMPO, EL OFICIALISMO FIRMÓ DICTAMEN EN EL SENADO AL PROYECTO DEL GOBIERNO

Actualmente, y mediante la Resolución N°864/21, el gobierno de Santa Cruz adoptó la determinación semanal de un Índice Epidemiológico Ajustado por Población (IEAP) para cada localidad, clasificado en riesgo bajo, medio, alto o alarma epidemiológica y sanitaria. El mismo permite establecer medidas y niveles de restricciones por localidad.