SANTA CRUZ.- El ministro de Salud, Claudio García, reconoció que existe retraso en la aplicación de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V, y que se debe a que Rusia demoró la producción, y aseguró que la efectividad de la primera dosis no disminuye si excede el plazo sugerido de días entre una y otra dosis: «si bien hay un período recomendado por los fabricantes para el esquema de vacunación no hay una necesidad de que sea exactamente en el tiempo establecido», indicó el funcionario.

Ante la demora en la aplicación de la segunda dosis de la vacuna Sputinik V de fabricación Rusa, el ministro de Salud, Claudio García, explicó que “la producción mundial de Sputnik está retrasada y que el país productor está abocando prácticamente la totalidad de sus recursos en la producción de primera dosis”, aseguró.

A través de un parte de prensa de Gobierno, el ministro García informó que por este motivo «se evidencia una disminución en la cantidad de envíos de vacunas a los distintos países de la segunda dosis«, y que no obstante «el nivel de eficiencia que tiene esta vacuna se viene optimizando y se logran niveles muy aceptables de inmunidad con solo una dosis y más aún si la persona vacunada tiene el antecedente haber padecido COVID”, precisó.

En cuanto a la recepción de las partidas de argentina, comentó que Santa Cruz recibirá 3600 dosis para toda la provincia y la metodología establecida para realizar este proceso vacunatorio será dando prioridad a las personas mayores de 70, 80 y 90 años que tienen que recibir esta segunda dosis.

Publicidad

Publicidad

El ministro García dijo que se aplicará el mismo criterio de vacunar primero a personas mayores de 70 años y que las personas con factores de riesgo más complicados van a tener prioridad dentro del esquema de vacunación. Señaló que desde el área de Salud se comunican directamente con las personas que deben recibir las vacunas.

El ministro garantizó la eficacia de las vacunas y calificó de «exitoso» el proceso de vacunación

Respecto a la seguridad de las vacunas, el Ministro sostuvo que todas las vacunas que se aplican en la provincia tienen las aprobaciones y validaciones internacionales correspondientes. “Los tres tipos de vacunas que venimos aplicando en la provincia están totalmente validados y hasta ahora sin registro de eventos adversos que sean realmente importante; todo este proceso es altamente exitoso”, expuso.

Respecto al periodo de aplicación de la segunda dosis de la vacuna contra el Covid, el ministro explicó que «si bien hay un período recomendado por los fabricantes para el esquema de vacunación no hay una necesidad de que sea exactamente en el tiempo establecido, sino que es una recomendación y va a depender principalmente de la disponibilidad de dosis.

Consideró importante destacar que «la inmunidad comienza en el momento de recibir la primera dosis, y la complementariedad que otorga la segunda dosis ronda el 10% restante o menos», por lo tanto la inmunidad «se obtendrá por más que hayan pasado los meses que tiene indicada la vacunación». aseguró el responsable de la cartera de Salud.

“Nosotros pretendemos hacer cumplir lógicamente con los tiempos que corresponden, pero termina siendo la provisión del productor de las vacunas, el factor que en ocasiones retrase o dilate un poco la vacunación«, volvió a asegurar el ministro, e insistió en que «la efectividad de la de la vacuna no va a disminuir por más que pase más tiempo indicado para la aplicación, sino que al contrario a medida que va pasando el tiempo mejores niveles de inmunidad se van obteniendo”, concluyó.

Este sábado se vacunó a más de 600 personas en el Centro Cultural. En esta oportunidad, se inoculó a mayores de 45 años de edad, personas que tienen patología sobre agregada entre 18 y 59 años, y a personal esencial de distintos sectores.

En esta oportunidad se vacunó al personal del Sindicato de Camioneros, OCA, Unión de transportistas, comercio exterior, Andreani y de distintos sectores de las actividades comerciales y productivas de la provincia.

“Con más de 120.000 dosis aplicadas en toda la provincia, tiene una relevancia muy importante porque se comienza a ver un impacto en la disminución de los casos graves, de las internaciones en terapia intensiva y fallecimientos”, explicó el ministro. 

A la vez indicó que se lleva adelante un fuerte proceso de detección de personas asintomáticas a través del semáforo epidemiológico. Esto repercute en las medidas de cuidado que se deben tomar desde cada municipio.

“También, vemos como contraparte que comienzan a aparecer nuevas cepas y que tienen la característica de ser muchísimo más virulentas y transmisibles que las anteriores, y que a su vez provocan niveles de mortalidad mucho más elevados”, sostuvo García.