EL CALAFATE.- La empresa pidió a los transportistas y choferes que levanten el bloqueo en los accesos a las represas y una tregua de una semana para elaborar una propuesta de pago. Desde la Cámara de empresas rechazaron la propuesta «no es la primera vez que prometen una solución», respondieron aunque remarcaron que el diálogo no está cerrado.

Se cumple hoy el cuarto día desde que los choferes decidieron bloquear el ingreso a La Barrancosa, en reclamo del pago de sus haberes y ante la falta de certidumbre sobre el futuro de su fuente laboral.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Represas-en-invierno-1024x576.jpg
Imagen de esta mañana en La Barrancosa donde la temperatura alcanzó los 12° bajo cero con sensación térmica de 18° bajo cero.

A través de una nota dirigida a la Cámara Patagónica de Autotransporte Sureña (Capasur), la UTE Represas Patagonia pidió a los transportistas y choferes que «ordenen a sus dependientes depongan la interrupción de la circulación«, y que en el plazo de una semana «haremos llegar una propuesta a los compromisos a asumir», en referencia a la deuda de más de 6 meses con los dueños de los transportes.

La respuesta de la Cámara no se hizo esperar, «no es la primera vez que prometen una solución», respondieron aunque remarcaron que el diálogo no está cerrado. «Quedamos a la espera de una pronta opción concreta de pago», manifiestan.

Publicidad

Publicidad

La UTE adeuda a los dueños de los colectivos que realizan el transporte de personal tanto interno como externo, es desde noviembre 2020 por lo que los empresarios respondieron que «hasta que no se regularice la totalidad de la deuda la medida seguirá vigente».

A pesar de no percibir los pagos por las prestaciones, los transportistas continuaron afrontando los compromisos con los sueldos de los empleados, el pago de seguros tanto del personal como de los vehículos y los gastos de combustible.

Pero ese esfuerzo llegó al límite de la capacidad de los empresarios que el lunes de esta semana decidieron suspender los servicios hasta que la empresa regularice la deuda. Como consecuencia de esta medida los choferes decidieron bloquear los ingresos a las represas, primero a La Barrancosa y el miércoles también a Cóndor Cliff, en reclamo del pago de sus haberes.

Los transportistas se solidarizaron con la medida de los choferes, destacan que la «determinación ha sido tomada por nuestros empleados, los cuales no perciben sus haberes de manera completa desde Marzo», hicieron saber.

No obstante aclaran que «el camino no está cerrado en su totalidad (lngreso-egreso)» sino que «solo se interrumpe el paso a equipos. El personal que goza de su franco y los vehículos de emergencia, circulan sin ningún tipo de inconvenientes», dejan sentado.

La carta de la UTE a la cámara de autotransporte.

El miércoles los transportistas pidieron la intervención del gobierno provincial que hasta el momento se abstuvo de mediar en un conflicto que podría poner en riesgo la actividad de las represas ya que por el bloqueo no ingresan camiones con combustibles para el sistema de calefacción.

CAPASUR informó al gobierno provincial que «la medida de fuerza en las represas La Barrancosa y Cóndor Cliff, es por Ia falta de pago de las prestaciones en el transporte de personal externo e interno, que cotidianamente realizaban  para las represas mencionadas», explican.

Y recuerdan que «en medio de esta pandemia, no se ha dejado de prestar nunca el servicio, respetando y cumpliendo todos los protocolos establecidos al efecto, con el riesgo que ello implica para nuestro personal como así también para los titulares de las empresas, que en muchas ocasiones están al frente de la conducción de los transportes o haciendo la logística de los mismos».