EL CALAFATE.- Rosita Díaz es delegada diocesana de la Pastoral Migratoria en Santa Cruz y hace mas de dos décadas viene trabajando con las comunidades migrantes en la provincia, no solo las que llegan de otros países, sino también desde distintos lugares de Argentina, que eligen a la provincia con la esperanza de poder construir un futuro mejor.

Sobre como afectó la pandemia a las comunidades migrantes, la falta de trabajo formal de muchos de ellos, sus angustias y pesares y también la forma en que en el trabajo en equipo pueden salir adelante, fueron alguno de los puntos que detalló en diálogo con Winfo Santa Cruz mientras participaba del 2° Encuentro de Comunidades Migrantes que se realizó el domingo pasado en el Paseo del Bosque, aquí en El Calafate.

«Hubo mucha gente que en el 2020 quedó varada en Santa Cruz, que había venido por un tiempo a acompañar por diferentes situaciones a sus familiares y de repente se tuvieron que quedar un año, y eso generó difíciles situaciones familiares, sobretodo porque los cabeza de familia, que muchos, se habían quedado sin trabajo», describió Rosita Díaz en una parte de la entrevista.

Al detallar las principales dificultades de los migrantes vislumbró a la ausencia de trabajo como uno de sus aspectos centrales: » durante el 2020 no había posibilidades de trabajo y actualmente tampoco las hay y al no tener trabajo se complica las situaciones económicas de poder llevar un plato de comida a la casa a los hogares y eso genera mucha angustia», explicó Rosita Díaz y contó como se trabaja en la asistencia alimentaria de más de 800 familias en los comedores comunitarios montados a través de la Red de Cáritas.

«La solidaridad es dar sin esperar nada a cambio, dar el tiempo, las ganas y dar esperanza a otros», define en una tarea en la que también involucraron como voluntarios a los propios migrantes. «Vamos valorizando de a poco la cultura de apoco, el Papa Francisco nos regaló este año un lema que dice ‘Hacia un nosotros cada vez mas grande’, ojalá nosotros que como sociedad podamos ir creciendo hacia un nosotros cada vez mas grande», reflexiona Díaz.