SANTA CRUZ.- El adiestrador de perros, Marcos Herrero, perito contratado por la familia de Marcela Lopez, la mujer desaparecida hace 6 meses en Río Gallegos, fue detenido en la provincia de Río Negro en el marco de una causa que investiga la desaparición de una mujer en Mendoza en 2016.

A pedido del Ministerio Público Fiscal de Mendoza, la Policía de Río Negro detuvo este viernes a Marcos Herreroel cuestionado adiestrador de perros rastreadores que fue contratado por la familia de Viviana Luna, la mujer que desapareció en diciembre del 2016 en Potrerillos. El adiestrador de perros

Según publicó el diario El Sol de Mendoza, Herrero cayó en el marco del allanamiento de su vivienda autorizada por los jueces de ambas provincias. Está acusado de manipular evidencia falsa. En otras palabras, es sospechoso de «plantar» pruebas para desviar la investigación.

La familia de Luna lo contrató para que realizar rastrillajes en la zona de alta montaña. Pero de acuerdo con datos oficiales del Ministerio de Seguridad de la Nación, Herrero nunca participó en los exámenes que brindan a las fuerzas de seguridad federales, provinciales y ONG que permiten el ingreso al Registro Nacional de Búsqueda de personas vivas con perros, un aval fundamental para poder desarrollar este tipo de tareas en causas judiciales.

A fines septiembre, la investigación privada de Herrero llegó hasta una casa abandonada en Potrerillos. Allí, encontraron restos óseos (parte de un cráneo) y también unos papeles viejos con anotaciones de nombres «pesados»: el juez Walter Bento, el empresario asesinado Diego Aliaga, el ex gobernador Alfredo Cornejo y el director de la Policía, Roberto Munives.

Sin embargo la Justicia siempre dudó de esas pruebas halladas en un lugar que ya había sido rastrillado. Por eso puso la mira sobre Herrero.

«Se lo investiga por diversos hechos relacionados a la búsqueda de la Sra. Luna, donde habría manipulado evidencia falsa», señala un comunicado oficial.

«En paralelo se llevan a cabo en Mendoza otras medidas en el laboratorio de huellas genéticas con los restos oseos remitidos desde Santa Cruz. No sé descarta la participación de más personas, incluidos profesionales cercanos a la causa«, agrega la información.

Efectivos de la división de Homicidios de Policía de Mendoza irán a Río Negro para traer a la provincia a Herrero, donde será imputado formalmente.

Luna desapareció la mañana del miércoles 7 de diciembre de 2016. Dejó unas cartas para sus hijos y la investigación apunta a un suicidio. Sin embargo, la familia insiste en que pudo haber sido víctima de algún ataque o de trata de personas.

Fuente: diario: elsol.com.ar