RIO GALLEGOS.- Las fuertes ráfagas de viento a azotan la ciudad propagaron un incendio de pastizales en terrenos lindantes al aeropuerto internacional de Río Gallegos que avanzó en dirección a los barrios de las afueras de la ciudad y generó nubes de humo que se veían desde varios kilómetros a la redonda. Desde el gobierno informaron que la situación está controlada y que no hay personas internadas y que por el momento no hay personas hospitalizadas a raíz del siniestro.

Desde pasado el mediodía trabajron en los sectores afectados dotaciones de Bomberos de la Policía, todas las áreas dependientes del Ministerio de Seguridad de Santa Cruz junto a personal de Protección Civil y otros organismos nacionales y provinciales en la extinción del fuego sobre pastizales y el resguardo tanto de la salud de la población como de sus bienes materiales.

Desde el gobierno provincial información informaron esta tarde que la situación está controlada, y aclararon que se procedió «a la evacuación preventiva de aquellos vecinos que habitan en las inmediaciones de la zona afectada, trasladándolos hacía la Terminal de Ómnibus de la localidad, donde están siendo evaluados y atendidos por personal médico. Al momento no hay personas hospitalizadas».

Según pudo saber este medio, en la zona de la evación, en el Barrio El Faro, hubo un choque sin heridos, producto del denso humo que rodeó la zona durante todo el día. Ante esta situación crítica se solicita a todos los habitantes tomar las precauciones correspondientes y evitar acercarse al sector con el fin de no entorpecer la labor del personal.

Anoche, en la página de facebook de la Subsecretaria de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes se había publicado la vigencia de un Alerta meteorológico N 1 por vientos emitido por el Servicio Meteorológico Nacional con Zona de cobertura: Santa Cruz.

Las autoridades emitieron un comunicado donde piden a la población no acercarse a la zona del incendio, limitar al máximo la exposición al humo, intentar quedarse dentro de las viviendas y mantener el aire interior tan limpio como sea posible, mantener las puertas y ventanas cerradas, y evitar salir de las viviendas.