EL CHALTÉN.- Un informe del área municipal de protección de Derechos cuestiona duramente la Resolución 147 que impone el pase sanitario en las escuelas. Dice que es «arbitrario, discriminatorio e inconstitucional» y que vulnera los derechos de los niños y adolescentes. Añade que «carece de argumentos para imponer la obligatoriedad de la vacunación de alumnos y docentes», y señala que apartar a los alumnos de las aulas los estigmatiza y los expone.

Un informe elaborado por el Equipo Técnico de la Oficina local de Promoción y Protección de Derechos que la Resolución 147/2022 del Consejo de Educación que impone el pase sanitario en las escuelas «carece de argumentos para imponer la obligatoriedad de vacunación».

Añade que dicho instrumento legal, «es deficiente en relación a describir la situación de riesgo en la que se encuentra la población de El Chaltén y cuáles serían las variaciones respecto de los criterios de riesgo aludidos (bajo, medio y/o alto) y su impacto en el ámbito escolar».

El relevamiento va en sintonía con el planteo de padres, estudiantes y docentes que cuestionan la aplicación del pase sanitario en las escuelas, una medida implementada al filo del inicio del ciclo escolar que excluyó a los no vacunados de las aulas.

También el intendente, Néstor Ticó, brindó su apoyo al reclamo de los autoconvocados que piden la derogación de las resoluciones 146 y 147 del CPE.

El informe considera que la medida de exigir el esquema de vacunación a docentes y alumnos, fue tomada «en forma intempestiva, anunciadas un día inhábil a horas del comienzo del ciclo lectivo y con principio de ejecución mediante prácticas coactivas y discriminatorias».

Padres, docentes y estudianres ayer abrazaron las escuelas en rechazo al pase sanitario.

Argumenta que la decisión de las autoridades debió «haberse abordado de forma planificada, en un tiempo acorde con los fines de sensibilizar a la población y garantizar la información generando políticas públicas que alojen y reproduzcan prácticas de cuidado».

«Que solo se exija “pase sanitario” en las escuelas omitiendo los numerosos espacios que transitan ninños y adolescentes (clubes, espacios recreativos, y de uso público) vulnera sus derechos fundamentales y hace a la medida en cuestión incoherente con las normas existentes respecto del acceso a derechos y libre circulación», dice el documento.

Considera que «las medidas que se ofrecen como alternativa para “suplir” la presencialidad no son en modo alguno igualitarias», en referencia a la reubicación de los alumnos no vacunados en aulas separadas, en horario contraturno y de jornada reducida.

Destaca que «las consecuencias de esta resolución han sido expuestas por varias familias en la Oficina de Niñez, constancias de actas que se acompañan para mayor ilustración».

Entiende que el derecho a la educación debe ser integral y no se reduce al contenido académico pedagógico, «estamos convencidas que los espacios de socialización son indispensables en la construcción de la subjetividad de niños y adolescentes. El espacio escolar brinda contención y cumple la función de sostén afectivo para todos los niños y adolescentes«, precisa el informe.

Por último solicitan el municipio, a través de su intermedio como Autoridad de Aplicación a nivel local, acompañe la solicitud de las profesionales firmantes para que el Consejo Provincial de Educación revea la medida adoptada elevando copia de la presente nota a la SENAF Provincial y al Defensor General«.