EL CHALTÉN.- A pesar de la orden judicial de dejar sin efecto el pase sanitario, la directora de la Escuela 59 no permitió el ingreso a clases de los alumnos no vacunados. «Continúa vigente, la Resolución 147/22», argumentó Telma Andrade. Malestar en los padres.

Ayer la justicia hizo lugar al amparo presentado por padres de alumnos a quienes se les exigió el esquema de vacunación contra el Covid para el ingreso a las aulas. El juez de Primera Instancia de El Calafate, Carlos Narvarte, Ordenó al Consejo de Educación a que deje sin efecto la medida hasta tanto se resuelva el planteo de inconstitucionalidad de fondo.

No obstante la directora de la EPP N° 59, comunicó a los padres que la orden judicial se cumplirá cuando «tenga la autorización de las autoridades de Educación».

Cuando esta mañana los alumnos autorizados a ingresar a clases presenciales amparados en una orden judicial concurrieron a clases, luego de dos semanas sin poder sentarse en el aula junto a sus demás compañeros, la directora llamó a una madre para solicitar que retire a su hijo por no estar vacunado. «Continúa vigente la Resolución 147/22», dejó escrito en el acta que se confeccionó para dejar constancia de la situación.