EL CHALTÉN.- Las familias que desde el sábado pernoctan en carpas y casillas rodantes en la cancha de fútbol del club Patagonia, en reclamo a la falta de respuestas de las autoridades a sus históricos pedidos de tierras para viviendas, recibieron con expectativas positivas la declaración de Crisis Habitacional que resolvió ayer el Concejo Deliberante, «es una herramamienta fundamental», afirmaron, pero consideran que no brinda «una solución inmediata», como imponen las circunstancias por las que están atravesando. Por estas horas comienza a escasear el carbón y la leña, y desde el municipio les comunicaron que no les brindarán ningún tipo de ayuda. Foto: gentileza Mario Siniawski.

Son 10 familias que desde el 23 de abril decidieron instalarse en el predio de la cancha de fútbol del club Patagonia Austral reclamando respuestas a sus pedidos de tierras fiscales que vienen realizando en algunos casos desde hace más de diez años. Son parte de los más de 300 solicitudes de tierras que el municipio demora en adjudicar alegando el colapso del ejido urbano.

Luego de la acción de los vecinos, el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza declarando la Crisis Habitacional en el Chaltén, y se firmó un compromiso de trabajar en conjunto, municipio, concejales de los dos bloques para gestionar ante Parques Nacionales, la entrega de tierras en un lugar lindante al pueblo y con acceso a servicios.

» Esta noticia nos alegra mucho, siendo el reflejo de muchos años de lucha, la consideramos una herramienta fundamental que va a permitir regular los alquileres y establecer políticas públicas significativas», manifestaron en un documento emitido este mediodía.

Expresan que a pesar de las expectativas favorables que genera la ordenanza, «sabemos que no nos brinda una solución inmediata y que ya recibimos demasiadas promesas vacías que año tras año nos han dicho, en actos oficiales, mediante medios y frente a nuestra cara, todas sin resultados concretos», señalan.

Es que las 10 familias que hoy cumplen el sexto día en la cancha de fútbol, «en penosas y evitables condiciones», ya recibieron la comunicación del municipio de que no les brindarán ningún tipo de ayuda. «Recibimos el apoyo de muchos vecinos, con leña, alimentos, trasporte y otras cosas, acciones que solo el poder público debe llevar adelante y no lo hace«, afirmaron.

Añaden que «de nuestra Municipalidad solo recibimos la visita del secretario de Políticas Sociales, Sr. Guillermo Mignola. Pareciera que hizo una especie de relevamiento sin datos personales y sin contarnos su finalidad, pero antes de retirarse nos dejo bien en claro que ya no recibiríamos ningún tipo de ayuda social por parte de su área».

Consideran que lesionado «nuestro derecho humano y constitucional al acceso a la vivienda digna.

Por último sostienen que continuarán con el reclamo, «hasta tanto se concrete la verdadera solución al problema habitacional de las más de 300 solicitudes que se presentaron ante la oficina de tierras, continuaremos en base a nuestro derecho fundamental de manifestarnos hasta ver una solución concreta que no sean meras proclamas políticas, meras expresiones de buenos deseos sino ver real nuestro derecho humano de acceder a una vivienda digna», finalizan.