EL CHALTÉN.- Por la falta de respuestas del gobierno provincial a la histórica demanda de tierras para viviendas familiares, que generó una crisis habitacional y social en la localidad, esta tarde renunció a su banca el concejal Diego García Canto del bloque del Frente de Todos: «siento culpa y vergüenza», argumentó en una nota que publicó en su perfil de facebook dando a conocer los motivos de su dimisión. 

García Canto (En la foto a la derecha de campera azul) explicó que  «las diferencias de criterio que tengo con el Gobierno Provincial, sobre la problemática de Acceso a la Tierra en El Chaltén, han ido creciendo hasta volverse insostenibles». 

Dijo que es evidente que no coincide con el gobierno en cuanto a la mirada que tiene sobre «la magnitud del problema (la gravedad del mismo), ni en su dinámica (la manera en que se multiplica y ramifica en un sinfín de otros problemas también graves). Tampoco coincidimos (como consecuencia de no coincidir en los puntos anteriores) en la urgencia de la solución. Y tampoco en la solución», afirmó el renunciante.

Más adelante expone lo que a su criterio deberían ser los pasos a seguir para atender la demanda de cientos de pobladores que hace años esperan por un terreno para montar sus viviendas familiares, la mayoría de los cuales vive en casillas rodantes, e incluso 10 familias acampan en una cancha de fútbol.

En otro pasaje de su escrito García Canto recordó que «Está el proyecto de Comunicación presentado por la Senadora Ana María Ianni en el Senado de la Nación en el que se solicita al Gobierno Nacional, al Gobierno Provincial y a la Municipalidad de El Chaltén que lleguen a un acuerdo para la ampliación del ejido urbano. Pero no sucede nada», reiteró.

El texto completo de la nota explicativa de su desición, puede leerse aquí. 

Consigna que «Está la Resolución, del Diputado por el Pueblo Miñones, sancionada en la Cámara de Diputados de la Provincia, en la que se solicita a la Secretaría de Ambiente de la Provincia que evalúe la factibilidad técnica de dos áreas posibles, propuestas por la Municipalidad de El Chaltén, para la ampliación del ejido urbano. Nada sucede».

Cita «el trabajo del Honorable Concejo Deliberante, de dos años y medio, de alrededor de dos decenas de proyectos (entre ordenanzas y resoluciones), aprobados por unanimidad, que van en la dirección de lograr la ampliación del ejido urbano. Nada».

Añade que «Está también la buena voluntad manifestada por las autoridades de Parques para llegar a un acuerdo. Y hasta está también aquello que la provincia podría ofrecer a cambio a la hora de llegar a un acuerdo con Parques; “Piedra del Fraile. Está todo, pero no ocurre nada».