Financiado por el Conicet y las ONG Ambiente Sur y Aves Argentinas, Ignacio Roesler, biólogo que trabaja para evitar que el macá tobiano, una especie endémica de nuestra zona, se sumen a la lista de especies extinguidas de la faz de la tierra. Los 800 ejemplares censados por el científico son los últimos que existen en todo el planeta y la construcción de las represas sobre el río Santa Cruz, contribuirán a su extinción. Así lo cuenta el biólogo en un informe producido para el diario La Nación. Aquí el documental completo.