RÍO GALLEGOS.- Tras el incidente de personas que se fotografiaron con pingüinos en sus brazos en la reserva de Cabo Vírgenes, el Consejo Agrario dio una serie de recomendaciones para quienes visiten áreas protegidas. La Provincia inició acciones legales contra los turistas desaprensivos.

El Consejo Agrario emitió un comunicado señalando la importancia de conocer la normativa provincial y nacional respecto de las áreas protegidas, y en particular las vinculadas a la protección de la fauna del lugar.

La directora de Fauna del Consejo Agrario, Amanda Manero, se refirió a las fotos difundidas en redes sociales en las cuales se mostraba a personas posando con pingüinos en sus brazos, en la reserva de Cabo Vírgenes.

Publicidad

Publicidad

La funcionaria manifestó que llamaba la atención el comportamiento de personas adultas cuando en el lugar,  “hay cartelería e indicaciones que manifiestan que no se deben tocar a los especímenes que estamos protegiendo, además, se corre el riesgo de que ese animalito pueda picar y puede dañar”, explicó Manero.

En cuanto a las medidas tomadas por el organismo, la titular del área de Fauna señaló: “Tenemos una serie de protocolos y normas así que hemos buscado a los responsable con los nombres con los cuales figuran en Facebook y nos comunicamos para que sepan que cometieron una infracción. Es probable que este tipo de acciones ocurra por ignorancia”.

Manero remarcó sobre el hecho: “Esos animales fueron tomados en brazos, significa que las personas han pasado por encima de las vallas de contención. En este caso no hay gravedad importante porque es evidente que el pingüino luego siguió su camino, pero la normativa vigente establece multas económicas según el caso”.

La directora de Fauna brindó, en tanto, una serie de sugerencias para quienes visiten las reservas:

«Lo más importante es que vayan con empatía hacia la fauna o recursos silvestres que se observan en el lugar, ya que dentro del área de reserva, en el caso de Cabo Vírgenes, hay zonas en las cuales se puede transitar a una determinada velocidad. En otras áreas, no se puede ir a más de 20 km/hora.
En la zona de nidificación de los pingüinos solamente se puede ir a pie en senderos que están claramente delimitados», explicó la funcionaria.

Recordó que los senderos poseen cartelería que indican la fisionomía del lugar, la fisiografía, las especies vegetales, especies de fauna silvestre del lugar y demás.

En Cabo Vírgenes está prohibido bajar a la playa porque es una zona que transitan los pingüinos en esta época donde cuidan a las crias para buscar alimento, entonces es muy importante que esa zona no se transite.

Otro punto a tener en cuenta es que no se puede ir con mascotas domésticas. De ser así, hay corralitos para aquellas personas que no lo saben.

La directora de Fauna indicó que «A veces personal de Fauna no está presente, por diferentes razones, pero en esos casos hay que seguir el sentido común», recomendó.

La Provincia denunció a los turistas que se sacaron fotos con pingüinos.

Santa Cruz inició acciones legales contra los turistas que se sacaron fotos sosteniendo pingüinos en la Reserva Provincial de Cabo Vírgenes y luego las publicaron en redes sociales.

«Las acciones irrespetuosas merecen sanciones que están contempladas en la legislación vigente, por lo tanto se han iniciado las acciones legales correspondientes contra los infractores el mismo día en que fueron publicadas las fotografías probatorias del comportamiento desaprensivo para con la fauna silvestre», informó el Consejo Agrario provincial (CAP) a través de la Dirección General de Fauna.

Visitantes a la reserva provincial Cabo Vírgenes, a unos 130 kilómetros al sudeste de Río Gallegos, en el kilómetro 0 de la Ruta 40 donde se encuentra el Faro del mismo nombre y una de las pingüineras más importantes de la costa atlántica, publicaron el último domingo fotografías manipulando ejemplares de pingüinos de Magallanes.

El CAP destacó en un comunicado que «tocar o molestar ejemplares de la fauna silvestre que habitan las áreas protegidas se encuentra prohibido y está penado por ley».

El organismo calificó como «irresponsable» el accionar, al tiempo que insistió en que «está prohibido por ley» . «En el Área Protegida existen carteles que indican los cuidados a tener en cuenta al interactuar con animales silvestres, dejando expresa la prohibición de tocarlos y de bajar a la playa», agregó.

También destacó que «el sendero interpretativo se encuentra perfectamente delimitado y posee cartelería informativa».