EL CALAFATE.- El Consejo Provincial de Educación, brindó un informe sobre los trabajos llevados a cabo en la Escuela Especial N°5, cuyos alumnos culminaron el año distribuidos en diferentes establecimientos luego que un corto circuito ocurrido el 5 de septiembre obligara a cerrar la Escuela. Desde la cartera de Educación difundieron un informe de los trabajos de refacción realizados en la Escuela Especial N° 5 Tenink Aiken, que quedó fuera de servicio tras un corto circuito ocurrido el 5 de septiembre que obligó a evacuar a los alumnos, y a docentes del establecimiento. Luego de aquel episodio los estudiantes que concurren a la institución que funciona hace 33 años en lo que fue una vivienda oficial,  fueron distribuidos en los Jardines 10 y 63, y en el CIC de Cerro Calafate. El gobierno provincial informó anoche que se procedió al reemplazo total de las instalaciones eléctricas, se hizo mantenimiento correctivo y preventivo del sistema de calefacción, y se puso en funcionamiento una nueva línea cloacal para los núcleos sanitarios. «Asimismo, al día de la fecha se encuentra finalizadas las tareas correspondientes a las instalaciones eléctricas completas y reemplazo de calefactores», continúa detallando el parte oficial. Se anunció asimismo que «Durante el período vacacional se completarán las tareas de instalaciones cloacales y fin de tareas varias». El final de año no fue normal en la Escuela Especial 5, ya que la mayoría de los niños culminaron sus actividades en otros establecimientos. Según testimonios de padres, la escuela continúa con las fallas estructurales que fueron observadas por la cooperadora y comunicadas al gobierno, «faltan rampas, salidas de emergencia y las puertas no tienen las dimesiones para poder ingresar una silla de ruedas», detallan. https://winfo.com.ar/2019/11/continuan-los-inconvenientes-en-la-escuela-especial-5-de-el-calafate/ La concejal Ethel Torres, trasladó el reclamo al intendente, Javier Belloni, para que interceda el municipio ante las autoridades provinciales. «En la última semana de noviembre, el grupo que asistía al CIC retornó al edificio de la Escuela Especial sin las certificaciones de habilitación correspondientes que garanticen la seguridad de los alumnos y docentes», explicó Torres. Agregó que uno de los baños tenía dañada las instalaciones, por lo cual «alumnos y docentes comparten el servicio», explicó la concejal Torres.