SANTA CRUZ.- El Consejo Provincial de Turismo analizó el proyecto que declara la emergencia económica y turística, y dijo que si bien está de acuerdo con la iniciativa propuesta por legisladores de El Calafate, no comparte la creación de «una superestructura paralela para gestionar la crisis», en relación al Consejo de Emergencia Turística. El proyecto plantea una serie de medidas económicas que deberán financiarse con dinero que la Nación aporta a la provincia por el COVID 19, y con fondos de los empréstitos que tome la provincia. Este punto es la piedra de la discordia.

El Gobierno Provincial informó que en reunión extraordinaria, el Consejo Provincial de Turismo que nuclea a los actores territoriales públicos y privados del sector, debatió el proyecto de Emergencia Turística Provincial que se encuentra en comisiones de la Cámara de Diputados.

Se trata del Proyecto de Ley N° 125/2020 de Emergencia Económica Turística, de los diputados Juan Manuel Miñones, Jorge Arabel y Laura Hindie, que cuenta con el acompañamiento de los concejales de El Calafate, y propone declarar la emergencia por 365 días para minimizar los efectos económicos, sociales y laborales que el Covid-19 ocasionó al sector turístico provincial.

Establece la creación de un Consejo de Emergencia Turística a los fines de asesorar al gobierno y municipios.

Plantea que el Estado subsidie el 50% del costo de los pasajes a los no residentes en Santa Cruz; que el Banco Santa Cruz abra una lìnea de créditos para infrastructura turística con tasas subsididadas también al 50%; y consigna que se aplique un solo protocolo sanitario por el COVID 19 en toda la provincia.

Pide que se suspenda por 180  días el pago de tasas administrativas y del impuesto a los Ingresos Brutos; pide que se prorrogue la vigencia de todas las Habilitaciones y Tasas Administrativas Provinciales de Alojamientos Turísticos, Transporte de Pasajeros y de la actividad gastronómica hasta el 31 de marzo de 2021.

Solicita que Servicios Públicos y Distrigas S.A. y difieran el vencimiento por los consumos desde el mes de marzo de 2020 hasta el 31 de diciembre de
2020.; y la suspensión del otorgamiento de nuevas habilitaciones provinciales de transporte de pasajeros hasta el 31 de marzo de 2021.

Los fondos para financiar la Emergencia, un tema sensible para el gobierno

El proyecto de los legisladores de EL Calafate plantea que «Los recursos que demanden la aplicación de la presente ley deberán ser atendidos con los fondos que reciba la Provincia de Santa Cruz en el marco de la ayuda económica dispuesta por el Gobierno Nacional para la atención y contención de la pandemia por COVID-19, y con los empréstitos que se tomen en virtud de la autorización concedida por la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Cruz mediante Ley Provincial Nro. 3695».

Este es el punto del proyecto que menos simpatía despierta en el gobierno provincial acostumbrado a disponer a discreción y sin interferencias, de los recursos económicos. Más aún teniendo en cuenta que el proyecto de emergencia turística proviene de la localidad que gobierna Javier Belloni, con quien el gobierno mantiene solo un vínculo electoral de conveniencia mutua.

De allí que el diputado Mignones, criticara duramente la actitud de sus pares del Frente para la Victoria en la legislatura porque en la última sesión no quisieron tratar sobre tablas la Emergencia Turística.

“Allí se trabó la discusión y recordé que nuestro sector acompañó el endeudamiento, la emergencia del petróleo, la comercial, todo lo que nos han pedido y nunca como sector de Vidal que cuestionó el endeudamiento, nosotros ni una coma le corrimos al endeudamiento. Apostamos todo y cuando pedimos que nos ayuden y voy caminando, vemos que estoy solo”, declaró Mignones al diario Tiempo Sur.

Cargó contra el jefe de Gabinete, Leonardo Álvarez, quien declaró que el proyecto de los diputados de El Calafate era «redundante», con la Emergencia Económica que ya existe en la provinaia. Mignones dijo que Álvarez «confundía el comercio con el turismo».

«La Secretaría de Turismo que está en Buenos Aires mirando el running de Palermo, dice que hay otros lugares y que El Calafate no es el centro del turismo en Santa Cruz”, criticó el legislador.

Lo que el Consejo de Turismo de la provincia cuestiona del proyecto de Mignones es la creación de un Consejo de emergencia, por entender que actuaría como «una superstructura paralela» al ya existente.

El turismo fuente de empleo en crecimiento hoy paralizado por la pandemia

Lo cierto es que si el gobierno provincial no actúa en conjunto con los municipios de El Calafate y El Chaltén, y los sectores del turismo de esas localidades, la crisis que hoy vive esa región se profundizará.

La secretaria de turismo de Santa Cruz, Valeria Pelliza, manifestó que «el impacto es muy grande y estamos muy atravesados por la crisis, pensando estrategias para mantener nuestras empresas turísticas en pie”, sostuvo, y agregó que “Es un sector muy golpeado y en la provincia de Santa Cruz tiene 5.300 puestos de trabajo», y que «la mayoría de estos puestos de trabajo se concentran en dos localidades: El Calafate y El Chaltén», precisó la funcionaria.

El proyecto que la provincia analizó y que comparte parcialmente

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD Está tardando mucho?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar [54.18 KB]