EL CALAFATE.-  El juez Carlos Narvarte dará a conocer mañana sábado la situación procesal y resolverá sobre la prisión preventiva de los cuatro jóvenes que están detenidos desde el 4 de julio, implicados en el crimen de Fabián Gutierrez. Facundo y Agustín Zaeta, Facundo Gómez y Pedro Monzón, deberán esperar hasta mañana para saber cuales fueron las conclusiones a las que llegó el juez Narvarte en cuanto a los roles y participación que tuvo cada uno en el crimen.

Según surge de las indagatorias a los cuatro jóvenes, más los datos de la autopsia y la información de las cámaras de seguridad, la hipótesis más firme indica que el empresario fue víctima de un ardid por parte de los sospechosos quienes con la excusa de una cita con uno de ellos, buscaban robarle dinero en efectivo que el exsecretario tendría guardado en su casa.

Uno de ellos declaró que el dinero que supuestamente guardaba Gutiérrez en su vivienda, «era plata negra de la corrupción». También trascendió que el exsecretario presidencial unos días antes había vendido dos vehículos por un monto millonario.

Facundo Zaeta declaró que en la casa de calle Santiago Perkic que habitaba Gutiérrez, la noche del crimen habían sustraído 90 mil pesos, que luego dejaron en el lugar.

Publicidad

Publicidad

A las 22 horas de hoy, el juez Carlos Narvarte salió del juzgado para comunicarle personalmente a los periodistas apostados en el exterior del edificio a la espera de la resolución judicial, que la misma la daría a conocer mañana sábado por la tarde. «Pensaba tenerla concluida hoy pero no voy a llegar», fueron las palabras del juez.

La autopsia que llegó esta semana al juzgado había confirmado que la muerte de Gutierrez se produjo por “asfixia mecánica por compresión cervical extrínseca por estrangulamiento a lazo”, pero previo a la muerte recibió golpes en la cabeza que lo inmovilizaron, golpes en el torax, el pecho y puntazos en el cuello. También presentaba signos de aplastamiento en los dedos de la manos. El informe consignó torturas.

Según el licenciado Amílcar Fleita, perito de parte de la querella, a partir de los datos constatados en la autopsia, por lo menos tres personas actuaron concatenadamente en distribución de distintos roles. Una persona lo sujetó por detrás con un cable y provocó la asfixia mientras que por delante dos personas lo golpeaban y torturaban constantemente, uno con golpes de puño y otros con un arma como un garrote o palo.

En estas dos semanas los cuatro jóvenes detenidos concurrieron varias veces hasta el juzgado de Narvarte, mientras en los primeros días solo Pedro Monzón aceptó declarar ante el juez, con el correr de los días y a medida que avanzaba la instrucción, lo hicieron los otros tres detenidos.

El miércoles fue el turno de Facundo Zaeta, quien entregó un escrito y tras cartón indicó al juez donde habían arrojado la piedra con la que, según su versión de los hechos, Facundo Goméz, mató a Gutierrez.

En el mismo relato, Zaeta no solo acusó a Gómez de matarlo, sino también de haber orquestado el plan para hacerlo. En el escrito que presentó ante el juzgado, Zaeta señaló: «Gómez me dijo que en ese encuentro (con Gutiérrez) solo nos íbamos a quedar con el dinero, me dijo que nadie iba a salir lastimado, que iba a llegar a la casa, le hacía unas preguntas y se iría con el dinero en negro que tenía Gutiérrez de la corrupción«. Y añadió: «Andaba con mucha plata, tenía millones de dólares».

En tanto que ayer jueves declaró Facundo Gómez, quien según fuentes vinculadas a la causa, no solo habría negado las acusaciones de Zaeta sino que lo sindicó a éste, como el autor material del crimen del exsecretario presidencial. Con lo cual, no se descarta que en el futuro haya un careo entre ellos.