EL CALAFATE.- Con 900 metros de profundidad el Lago Viedma es el más profundo de América y el quinto del planeta. Los investigadores constataron también que en la última década la superficio de hiel del glaciar Viedma experimentó una pérdida de 5,5 km2 debido a un retroceso frontal de 2 km. Los datos fueron relevados por un equipo de investigadores durante una expedición al Parque Nacional Los Glaciares que financió el Centro Internacional de Ciencias de la Tierra de la Universidad Nacional de Cuyo.

Según un estudio publicado por la Universidad Nacional de Cuyo, el Lago Viedma, ubicado en la provincia de Santa Cruz, alcanza los 900 metros de profundidad según mediciones hechas en una zona inexplorada que hasta hace pocos años ocupaba el glaciar homónimo.

Los datos fueron relevados por un equipo de investigadores durante una expedición al Parque Nacional Los Glaciares que financió el Centro Internacional de Ciencias de la Tierra de la UNCUYO.

A bordo de una embarcación de la Administración de Parques Nacionales de Argentina, un grupo de investigadores navegó el lago Viedma para realizar un levantamiento detallado de su fondo, cerca del frente del glaciar homónimo.

El fondo presenta una fosa que alcanza una profundidad máxima de 900 m (±3% de error), un récord absoluto en la Patagonia y Sudamérica.

La expedición al Parque Nacional Los Glaciares (PNLG) se realizó en mayo pasado y fue financiada por el Centro Internacional de Ciencias de la Tierra (ICEs Regional Cuyo) de la UNCUYO.

Las mediciones se hicieron en una zona no estudiada que hasta hace pocos años ocupaba el glaciar Viedma. Desde el 2014 a la fecha, la superficie de hielo del glaciar ha experimentado una pérdida de 5,5 km2 debido a un retroceso frontal de 2 km, lo que ha dejado al descubierto una zona inexplorada.

De acuerdo con los investigadores, este abrupto retroceso y el desprendimiento de grandes témpanos estaría indicando una gran profundidad del lago. Incluso el fondo cerca del frente actual está cerca de 650 m ‘bajo el nivel del mar’.

Con los resultados obtenidos, el Viedma se transforma en el lago más profundo del continente americano y el quinto del planeta.

Los científicos vienen realizando estudios en el PNLG desde hace una década. El equipo de investigación está integrado por María Gabriela Lenzano, Esteban Lannutti y Silvana Moragues, del Laboratorio de Geomática Andina (LAGEAN), IANIGLA-CONICET; Luis Lenzano del ICEs Regional Cuyo; Andrés Rivera de la Universidad de Chile; y Jorge Lenz, del PNLG en el apoyo logístico.

Crédito: págna web UNCUYO.

Leer nota completa aquí, de la página de la Universidad de Cuyo.

Sobre el comportamiento del glaciar Viedma en las útimas décadas, hay que remitirse a una nota publicada en la Nación en 2017 en la que el glaciólogo Pedro Skvarca, con 41 expediciones en la Antártida e innumerables en el Hielo Patagónico Sur desde 1990, brinda datos relevantes.

Hasta hace poco el Viedma retrocedía moderadamente. Con la ayuda de imágenes satelitales los científicos midieron que en el período 1968-1997 el frente principal del glaciar retrocedió 900 metros; entre 1997 y 2014 el retroceso aumentó a 1.300 metros, en tanto que sólo en los últimos tres años el glaciar retrocedió 1 km, acelerándose el retroceso entre enero y octubre de este año.

“Se cree que el retroceso del Viedma se aceleró en 2015 y continúa hasta ahora porque aumentó la profundidad del lago y se ensancharon las zonas más profundas”, aseguró Skvarca. Leer aquí la entrevista completa en el diario La Nación.