RÍO GALLEGOS.- Una vez más Santa Cruz tuvo un comienzo irregular del ciclo lectivo, a raíz del paro docente que se hizo sentir más en el flanco norte de la provincia. Los maestros rechazaron el aumento cercano al 17% ofrecido por el gobierno que mejoró la propuesta de 2.000 pesos realizada en la primera paritaria.

“El pueblo de Santa Cruz está haciendo el esfuerzo para que el lunes 2 de marzo comiencen las clases”, había dicho la presidenta del Consejo de Educación, Celcilia Velázquez, el viernes luego que se conociera que el gremio ADOSAC había decretado un paro para el 02 y el 03 de marzo.

Si bien el gobierno mejoró sustancialmente la propuesta inicial de una suma fija de 2.000 pesos para todo el escalafón, los gremios docentes nuevamente rechazaron el aumento por considerarlo «una propuesta de pobreza». 

Publicidad

Publicidad

En una acción que se interpretó como un último intento de frenar el paro docente, aunque para muchos fue una forma de dilatar más el conflicto, el CPE pidió al Ministerio de Trabajo de la Provincia que dicte la conciliación obligatoria,  a lo que accedió la autoridad laboral aunque la notificación al gremio fue un tanto irregular, «dejaron la cédula de notificación en el buzón del correo del gremio presuntamente el fin de semana», confió a este portal una fuente gremial.

La medida de fuerza ya estaba lanzada, y ayer se cumplió la primera jornada coincidente con el primer día de clases en las escuelas de Santa Cruz.

Según varias fuentes consultadas por Winfo Santa Cruz, el paro tuvo un acatamiento dispar, ya que se hizo sentir más la zona norte con porcentajes del 70 por ciento de adhesión en Caleta Olivia y Pico Truncado, en tanto en la capital provincial se estimó que la medida alcanzó un 40 por ciento de acatamiento. 

 

propuesta plantearon a partir de marzo una suma fija remunerativa, con aportes, por cargos, o el equivalente a horas cátedras de pesos 1000 (mil), más elevar el valor punto.

La propuesta salarial del gobierno

Luego que en le primera paritaria el gobierno ofreciera una suma fija de 2.000 pesos (1.600 pesos de bolsillo) para todo el escalafón, en la paritaria del jueves pasado la oferta salarial adquirió nuevas formas y montos.

La misma consistió en una suma fija remunerativa a abonarse a partir de marzo, con aportes, por cargos, o el equivalente a horas cátedras de pesos 1000 (mil), más elevar el valor punto.

El aumento del valor punto de 94,8148 a 97,6592, más la suma ofrecida por el Gobierno Nacional de $1.210 que se desprende de los $4.840 dividido en cuatro cuotas iguales. que se suma a los $1.420 que perciben los docentes a través del FONID.

Para abril, elevaron la suma remunerativa fija a $1.500 y el valor punto a 99.0815.

En mayo la suma fija ofrecida alcanzaría los $2.000 pesos y el valor punto los  100,5037, más la tercera cuota de la suma fija a percibir mediante el aporte que hace Nación.

De este modo el cargo de maestro de base sin antigüedad que hoy percibe un ingreso de bolsillo de $24.821, 93 más los $1.420 del FONID alcanzaría los $30.555, 62.

Según el gobierno el aumento sería cercano al 18%.

Por el contrario los gremios docentes ADOSAC y AMET consideran que apenas roza el 17%, y menos aún ya que a ese porcentaje hay que descontarle 2.400 pesos del FONID, una suma fija que paga Nación y que no alcanza a todos los maestros.

Mientras trasncurre hoy el segundo día de clases en medio del paro docentes, la ADOSAC realiza hoy un nuevo congreso provincial en Río Gallegos, donde se evaluará la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de Santa Cruz, resolución que por otra parte ya fue denunciada por el gremio ante la autoridad laboral por improcedente y extemporánea.