BUENOS AIRES/Télam.- Por unanimidad el Senado de la Nación aprobó la normativa que regula la educación a distancia en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el país. La normativa es de carácter excepcional y los estados deben garantizar los recursos tecnológicos y la conectividad para esta nueva modalidad. En Santa Cruz el sistema se implementó en abril y es cuestionado por padres y docentes.

El senado de la Nación aprobó por unanimidad el proyecto que modifica el artículo 109 de la ley de Educación Nacional, a fin de darle un marco legal a las clases virtuales en todos los niveles educativos durante la cuarentena. 

A raíz de la pandemia de coronavirus y del aislamiento social, preventivo y obligatorio, se implementaron en todo el país las clases virtuales, aún sin que exista una legislación al respecto.

Ayer el Senado en su cuarta sesión por videoconferencia, dio el primer paso para avanzar en el marco legislativo, y aprobó por unanimidad el sistema de educación a distancia.

Publicidad

Publicidad

La norma establece que los organismos de Educación de las distintas jurisdicciones deberán dictar normativas que adecuen el sistema presencial a la modalidad virtual, para lo cual «deberá atenderse la provisión de recursos tecnológicos y de conectividad que promuevan la igualdad educativa con condiciones de calidad».

Es este punto el que más controversias genera en Santa Cruz donde el sistema se aplica desde abril, con resultados que no conforman ni a padres ni a docentes.

Las deficiencias tecnológicas que en la provincia atentan contra la Educación remota

En la Provincia la conectividad no llega a todas las familias con hijos en edad escolar, y en el caso de los hogares que cuentan con servicio de internet, el mismo es de baja calidad en la mayoría de las ciudades de Santa Cruz donde la prestación promedio del servicio que ofrecen las compañias es de 5 megas.

El mismo cuadro de deficiencias en cuanto a las herramientas teconlógicas se plantea para los maestros, quienes padecen las mismas falencias de conectividad, pero se agudiza ya que a diferencia de los alumnos, el docente requiere de conexión durante cuatro horas diarias como mínimo para dicatar clases durante un turno completo.

Padres se han quejado porque al no contar con óptima calidad de señal wi fi, se ven obligados a utilizar datos móviles de sus celulares que pasan a constituir un gasto extra por la educación de sus hijos.

Este cuadro de por sí deficiente para garantizar equidad en el acceso a la educación virtual, se complejiza con la falta de capacitación de los docentes que deben costear de su bolsillo cursos virtuales para hacerse de las herramientas pedagógicas de enseñanza virtual.

El Calafate es una de las ciudades de la provincia con más baja calidad del servicio de internet. Allí el gremio ADOSAC hizo un relevamiento entre los docentes para conocer el nivel de calidad de la enseñanza virtual, los resultados sacaron a la luz los déficit del sistema en la villa turística.

https://winfo.com.ar/2020/06/el-calafate-una-encuesta-entre-docentes-deja-a-la-vista-las-falencias-de-la-ensenanza-virtual/

Los puntos centrales del proyecto que aprobó el senado ayer

El proyecto de enseñanza a distancia para menores de 18 años estipula que se podrá recurrir a esa modalidad de emergencia cuando así lo habiliten el ministerio de Educación y cada una de las jurisdicciones, como ocurre ahora con las restricciones impuestas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio ante la pandemia de Covid-19.

La modalidad se implementa «excepcionalmente, previa declaración fundada de esa cartera en acuerdo con el Consejo Federal de Educación cuando la escolaridad presencial -total o parcial- sea inviable, y únicamente en caso de epidemias, pandemias, catástrofes o razones de fuerza mayor que impidan la concurrencia a los establecimientos educativos, será permitido transitoriamente el desarrollo de trayectorias educativas a distancia para los niveles y las modalidades de la educación obligatoria para menores de 18 años».

La normativa determina que para aplicar esta metodología de estudio «deberá atenderse la provisión de recursos tecnológicos y de conectividad que promuevan la igualdad educativa con condiciones de calidad».

En el contexto de la excepcionalidad que pueda plantear una epidemia, pandemia o catástrofe que impida la concurrencia a las escuelas e institutos de enseñanza, deberán adoptarse disposiciones para la reorganización pedagógica e institucional del régimen académico y de la capacitación docente.