SANTA CRUZ.- En una jornada de paro virtual los docentes de Santa Cruz rechazaron el ajuste de cargos, el cierre de secciones, la sobre población de aulas producto de la aplicación de la resolución 612 que determina el pase con materias previas, la falta de pago de aumentos pactados y la educación virtual sin herramientas ni recursos.

La protesta se hizo sentir en varias localidades de la provincia. En Caleta Olivia los docentes nucleados en la ADOSAC leyeron un documento que engloba los reclamos generales. «La pandemia nuevamente deja en evidencia lo que el gobierno, en la práctica, siempre trata de tapar y públicamente se rasga las vestiduras: la desigualdad social y educativa. Sin garantizar los recursos y sin capacitaciones previas sobre las herramientas digitales, demuestran no entender que enseñar no es dar tarea a granel y que el aprendizaje no se puede imponer», afirman.

Los docentes afirman que «la cuarentena es la excusa para no abrir cursos pero no para cerrarlos y reducir cargas horarias. Durante meses no hubo ofrecimientos para cubrir interinatos y suplencias en las escuelas y supervisiones pero los funcionarios políticos saltan de un cargo a otro y a ellos no dejan de designarlos, ajustan en los cargos del escalafón docente, jerárquicos y no jerárquicos, omitiendo o demorando los nombramientos y el pago de los salarios, en algunos casos desde el mes de marzo. Eso sí: las bajas las toman y el bloqueo a las cuentas sueldo perduran».

Los maestros aseguran que las autoridades «pretenden convertir la virtualidad en un fin en sí mismo tanto en la educación a distancia de «prepo», como en nuestras condiciones laborales. Con un sistema informático obsoleto y que queda en evidencia con la página de los Ofrecimientos y para inscribirse en las Juntas de Clasificación, que a menudo quedan inhabilitadas» y agregan «modifican la legislación con comunicados de prensa, se sacan fotos entregando cuadernillos y que se las arreglen. Ni siquiera vuelven para ver si tienen dificultades o para recibir la devolución del alumnado».

Los maestros afirman que se lleva adelante la educación por medios digitales «sin ningún tipo de diagnóstico previo sobre el impacto de la virtualidad en los estudiantes que inician el secundario, cierran cursos y sin importarles el apoyo pedagógico y emocional dan de baja a las tutorías. Queda claro que los planteos públicos de los funcionarios del sistema educativo son un relato a gusto de ellos».

En un listado de pedidos los docentes aseguran que son las familias y los docentes los que garantizaron el vínculo pedagógico. En el listado de pedidos enumeran: que no cierren cursos, que desdoblen los cursos superpoblados, que nos paguen en tiempo y forma, que restituyan las tutorías, que prorroguen el período de inscripción en las Juntas de Clasificación, que convoquen a paritarias, y dejar de recibir presiones y piden a las autoridades que aprendan a escucharlos.

En Río Gallegos

En la capital provincial el gremio presentó ante el ministerio de Trabajo de la provincia y al Consejo Provincial de Educación una nota donde marcan el incumplimiento del espacio de la negociación salarial para docentes activos y jubilados, el acoso laboral, las desmedidas exigencias a través de la virtualidad, cierre de secciones, y el regreso a las tareas presenciales forzado y sin respaldo legal y sin protocolo de seguridad, son algunos de los planteos del sector.

La nota completa: