EL CALAFATE.– El Consejo de Educación confirmó que ampliará el número de alumnos por burbuja pero se resiste al pedido de los padres que reclaman la presencialidad plena con el aula como burbuja. Continuará vigente la «presencialidad combinada», aunque sin clases por zoom sino a través de la Plataforma educativa.

Ayer en varios establecimientos de El Calafate los docentes fueron notificados que a partir de la próxima semana se ampliará a a 15 el número de alumnos por burbuja que concurrirán a clases una vez por semana lo cual permitiría aumentar la cantidad de días de clases presenciales por semana. Hoy las burbujas no pueden superar las 10 personas, incluidas la docente de grado y la integradora. Así se conoció informalmente en el Industrial N°9, y las escuelas N° 73 y N° 89 cuyos directivos empezaron a informar a sus maestros que vuelvan a diagramar las burbujas.

En el caso de la Industrial N°9 los padres de los alumnos se presentaron notas a las autoridades para intentar ampliar las burbujas y permitir aumentar la presencialidad, dado que tal como esta el esquema hasta hoy, los estudiantes tienen menos clases que antes, dado que se suspendieron los zoom.

A través de una nota pidieron una reunión con el director del establecimiento, Franco Siverio: «solicitamos a usted de manera urgente una reunión virtual para que se nos aclare el motivo por el cual nuestros hijos tienen cada vez menos vinculación con la institución, debido a que con los cambios de horarios realizados últimamente y ante la eliminación de clases virtuales se ha bajado las horas de contacto con la escuela que ellos están recibiendo; vemos que por un lado se anuncia la culminación de la circulación comunitaria en la localidad y por otro se restringen aún mas las burbujas», expresaron en la nota que aún no fue respondida.

Asimismo pidieron «que por su intermedio se convoque a la reunión a alguna persona con poder de decisión del Consejo Provincial de Educación y del Ministerio de Salud Provincial para que expliquen estas determinaciones, ya que todo el tiempo escuchamos que las responsabilidades son ajenas y nadie se hace cargo de la situación», afirman los padres.                

El lunes padres de alumnos que concurren a escuelas de El Calafate se movilizaron hasta la residencia oficial de los gobernadores para hacer oír su reclamo de presencialidad plena

«Reclamamos la eliminación de las burbujas», afirmó a Winfo Santa Cruz uno de los padres presente en la marcha y también docente. «Esta manifestación es una respuesta al regreso a la supuesta presencialidad que pensamos iba a ser diferente, con más tiempo de los chicos en las aulas. Y viendo como se producen las cosas, vemos que tienen menos clases que antes porque se eliminaron las clases de zoom y el contacto con los docentes es menor», afirmó. Hasta ayer en la ciudad de El Calafate había cuatro casos activos incluidas las represas y tiene un 0% de ocupación de camas en UTI, según información del ministerio de Salud.

Desde el mediodía en diferentes establecimientos de la ciudad comenzaron a notificar informalmente a docentes, que «la próxima semana se ampliarían las burbujas» para que los estudiantes pudiesen tener más días de clases presenciales.

La ampliación de las burbujas sería una contramarcha a lo decidido la semana pasada, cuando autoridades del CPE, concurrieron a El Calafate, y ordenaron a jardines de Infantes y escuelas Secundarios que ya habían implementado las burbujas ampliadas, que vuelvan a achicarlas. Sobre la medida, el gobierno no precisó cuando empezará a aplicarse.

La postura del gobierno

El vicepresidente del CPE, Ismael Enrique, confirmó al diario La Opinión Austral, «estamos trabajando para llegar a 15 por burbuja”, lo que significará reducir de dos metros a un metro cincuenta el distanciamiento social en las aulas.

El funcionario afirmó sobre la medida: «va a implicar dos cosas, por un lado, permitir que más cantidad de chicos pueda asistir a la presencialidad y pueda estar más tiempo y más días en la escuela, ya que al haber más chicos por burbujas, se pueden sumar más alumnos”, y por el otro, “optimizar los espacios institucionales de mejor manera”.