Personal del INTA y de Ambiente de Santa Cruz que conforman la Red Ecopluvial, realizó un muestreo de las aguas de los ríos De las Vueltas y Fitz Roy, para medir la calidad del agua de descarga de estos afluentes naturales y  el impacto que tiene el vertido cloacal.

El El responsable de Proyectos y Estudios de Agua del INTA en la Estación Experimental Agropecuaria Santa Cruz, Boris Díaz, explicó que el objetivo de estos muestreos es «tener una idea de cómo naturalmente el río De las Vueltas y el río Fitz Roy descargan sus aguas, y cuál es el impacto que tiene el vertido cloacal de la planta a la salida, y sobre todo cómo eso imprime características particulares en el agua y cómo las podemos ver aguas abajo”, afirmó el técnico.

Los muestreos serán enviados a dos laboratorios en los que se les realizará análisis físicos, químicos y biológicos bajo normas internacionales, ensayos protocolarizados que permitirán conocer cual es el impacto particular de ciertas variables que afectan los cauces.

“Lo que buscan estos muestreos es ver qué pasa estacionalmente estacionalmente con la calidad del agua y a partir de eso tener elementos de decisión, tanto para Parques en la zona de reserva, la Municipalidad como autoridad de aplicación urbanística y Servicios Públicos como autoridad responsable del tratamiento de vertidos”, agregó Díaz.

Publicidad

Publicidad

Las tareas, a cargo de personal técnico la Secretaría de Estado de Ambiente de la provincia y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), se realizan en cooperación con la Municipalidad de El Chaltén y la Seccional Viedma del Parque Nacional Los Glaciares, y consistieron en la toma de muestras en seis puntos alrededor de la ciudad con la asistencia del área ambiental municipal.

Boris Díaz, explicó que “esta es la segunda campaña de muestreo, la primera se realizó en noviembre en un momento que la temporada turística es baja y los ríos están bajos por una cuestión de estacionalidad y ahora estamos haciendo un muestreo en el momento que tenemos el pico de población turístico y uno esperaría que los ríos vengan un poco más cargados”.

La medición de la calidad del agua, es en el marco de una serie de estudios de caracterización de aguas de superficie que se encuentra realizando en la zona al sur del río Santa Cruz.

Los estudios realizados también permitirán a las autoridades de la Red Ecofluvial contar con una base de conocimiento de aguas que no tenían antecedentes, y permitirán que en el futuro cualquier obra que se desarrolle tenga una base previa que permita saber cómo era el agua antes de la actividad humana.

La Red Ecofluvial de Santa Cruz es un proyecto iniciado en 2015, conformado por nueve organismos provinciales y dos nacionales, con el fin de llevar adelante estudios relacionados con el agua y el cambio climático, dando espacio a las instituciones con competencias e intereses en el manejo del agua para que cuenten con herramientas de análisis que permitan la toma de mejores decisiones.