RIO GALLEGOS.- En tiempo de crisis, el emprendedor Lucas Doolan, vio una oportunidad y abrió una sucursal de su marca de ropa que creó hace 6 años en Río Gallegos, Calavera No Chilla. Durante la apertura habló con Winfo y contó los detalles de cómo fue dar este salto en una situación desfavorable para los comerciantes de la ciudad.

Comenzó haciendo remeras para su banda y de a poco fue sucediendo un fenómeno que en Río Gallegos logró notoriedad y hoy en día admite que viste a muchos chicos de la ciudad con su propia marca. Lucas también es músico, además del local de ropa tiene una rockería muy conocida en la ciudad y se encarga de producir eventos musicales. La cercanía con el público joven y el conocimiento del mercado fueron clave para el éxito que tiene su marca.

Winfo estuvo presente en la apertura de la nueva sucursal ubicada en la calle Vélez Sarsfield 37 y nos explicó varios detalles sobre su marca, los inicios y lo que significó emprender y abrir un local en una situación económica desfavorable para los comerciantes.

Publicidad

Publicidad