CALETA OLIVIA.- El juez Gabriel Contreras deberá resolver si acepta a dos ONGs que se presentaron como «amicus curae» en la causa penal que investiga el presunto abuso sexual por parte del comisionado de Fomento de Cañadón Seco, Jorge Soloaga contra una joven que tramitaba la adjudicación de un terreno fiscal. La presentación fundamenta que el delito denunciado está vinculado al Género y los Derechos Humanos.

La Fundación ALEM y la ONG Las Julietas, de vasta trayectoria en la defensa y protección de los derechos de las mujeres se presentaron como «amicus curae» en la causa que investiga al actual Comisionado de Fomento de Cañadón Seco, Jorge Soloaga, por presunto abuso sexual contra la joven Macarena Barrionuevo en un hecho ocurrido en octubre de 2017 en circunstancias en que la joven fue a solicitar un terreno fiscal.

La presentación se hizo a través del doctor Javier Stoessel, quien en los fundamentos de la presentación explicó que el «amicus curae», es una institución jurídica que permite tanto a personas como a organizaciones intervenir en un pleito en el carácter de «amigos del tribunal» por considerar que ostentan una reconocida competencia sobre la cuestión que se debate en un caso.

La institución del Amicus Curiae consiste en presentaciones que pueden realizar terceros ajenos a una disputa judicial pero con un interés legítimo y claro en la misma. En este sentido, estos terceros interesados expresan sus opiniones en torno al caso concreto, sin formar parte del mismo pero con una opinión fundada en defensa de un interés público o de una cuestión institucional relevante.

Lilia Puig Presidenta de la Fundación Alem, y María Fabiana Tuñez en representación de la organización social Las Julietas con vasta trayectoria en la materia de protección de los derechos de las mujeres, son quienes firman el amicus curae.

«Venimos por la presente a poner en relieve una serie de consideraciones de derecho internacional de los derechos humanos, que considero pueden echar luz sobre el presente caso, para la resolución de las cuestiones planteadas en la investigación penal iniciada a partir de la denuncia del delito de abuso sexual que realizara la ciudadana Macarena Barrionuevo», escribieron en la presentación.

Las ONGs fundamentan que «la violencia contra las mujeres representa una violación a los derechos humanos y constituye uno de los principales obstáculos para lograr una sociedad igualitaria y plenamente democrática«, y añaden la declaración de la Asamblea General de las Naciones Unidas, sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la que define como: “Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada».

También cita a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) cuando define a la Violencia de Género como “el ejercicio de la violencia que refleja la asimetría existente en las relaciones de poder entre varones y mujeres, y que perpetúa la subordinación y desvalorización de lo femenino frente a lo masculino. Ésta se caracteriza por responder al patriarcado como sistema simbólico que determina un conjunto de prácticas cotidianas concretas, que niegan los derechos de las mujeres y reproducen el desequilibrio y la inequidad existentes entre los sexos”.

En consecuencia, el objetivo del presente Amicus Curiae se fundamenta en que el hecho denunciado por Macarena Barrionuevo- la presunta comisión del delito de abuso sexual- se enmarca en una situación de violencia de género, definida tanto en la Ley 26.485 de la República Argentina.

En la denuncia realizada en la Comisaria de la Mujer y en los escritos presentados al constituirse como parte querellante en la causa penal, Macarena Barrionuevo relata de manera detallada los hechos acontecidos en los meses de julio/agosto de 2017, hechos que configuran el delito de abuso sexual gravemente ultrajante de acuerdo con lo establecido en el artículo 119 segundo párrafo del Código Penal de la Nación. Tal como consta en la denuncia, en dicha oportunidad, no puso en conocimiento a otras personas sobre lo sucedido con motivos por razones de salud de un hermano de la víctima.

«Cabe aclarar que tanto Macarena como su mamá quedaron desafectadas laboralmente como una forma de intimidación y ejercicio de poder por intentar realizar la denuncia previamente», cita la presentación del abogado Stoessel en representación de las ONGs Fundación Alem y Las Julietas.

Macarena y el procesamiento de Soloaga

«Soy nacida y criada acá, en Cañadón Seco y fui a hablar con Jorge Soloaga, el mejor amigo de mi papá. Nunca me imaginé que me iba a pasar», comentó Macarena, quien no denunció el hecho en ese momento ni tampoco se lo comentó a sus padres.

Fue en 2019 cuando relató a su familia lo sucedido, «les conté todo lo que él me había hecho», y decidió presentarse a la justicia.

«Desde marzo del 2020 hasta septiembre la única acción en la causa fue que se le dio intervención a la secretaría de Violencia en el Juzgado de Familia de Caleta Olivia y le dijeron que podía contar con la oficina de Asistencia a la Víctima», detalló el abogado de Macarena, Jorge Lacrouts.

Comentó que «en septiembre nos presentamos como querellantes. Cuando logramos eso, ella pudo ampliar su declaración testimonial, y a la par pedimos restricciones perimetrales, telefónicas y por redes sociales», explicó.

Mientras tanto Macarena vivió circunstancias que según cuenta, fueron a consecuencia de su decisión de denunciar el hecho. «Cuando en noviembre de 2019, tomé acciones legales, me despiden de YPF por teléfono sin cumplir los protocolos de RRHH como tiene una empresa. Después de dos meses tuve recién mi indemnización, a la semana despidieron a mi madre de la Comisión de Fomento, donde trabajaba», contó la joven.

El Comisionado de Fomento, Jorge Soloaga, recibió el respaldo del PJ local, el de una agrupación de petroleros y de mujeres funcionarias de la comuna. 

«Me dijo que lo podíamos arreglar de otra forma, me agarró de las manos, me acorraló contra la pared, me agarró del cuello, me metió sus manos en mis partes intimas», detalló, hasta que logró escaparse. Minutos después empezó a recibir mensajes de Soloaga «que si yo lo denunciaba nadie me iba a creer porque el tenía el poder«, contó Macarena en su denuncia. 

Luego de analizar las tres pericias realizadas sobre la joven Macarena Barrionuevo, y su declaración testimonial ampliada, el juez Gabriel Contreras, titular del Juzgado N°2 de Caleta Olivia dispuso citar al funcionario a prestar declaración indagatoria el 11 de junio de este año.

Una semana después lo procesó por buso sexual simple y ordenó un embargo sobre sus bienes por $250.000.