EL CALAFATE.-   La diputada nacional, Lorena Matzen, autora del proyecto que declara imprescriptibles las penas por abuso sexual infantil, disertó en El Calafate, «solo el 1% de los casos denunciados llega a tener sentencia, siendo uno de los delitos donde menos justicia se recibe», señaló.  

La iniciativa impulsa una ley para que los delitos de abuso sean imprescriptibles, sin extinción de plazos. El estado debe garantizar la asistencia psicológica y económica de las víctimas. 

La autora, Lorena Matzen, brindó una charla abierta en El Calafate sobre “La imprescriptibilidad de las diferentes modalidades de abuso sexual en la infancia”. El encuentro se realizó en el Concejo Deliberante, y fue organizado por los diputados Nadia Ricci y Daniel Roquel.

La diputada Matzen es parte de una campaña nacional impulsada por distintas organizaciones, grupos de padres y víctimas de abuso que impulsan el tratamiento del tema en el Congreso.

El proyecto de Ley busca reformar el Código Penal para que los delitos de Abuso Sexual Infantil no prescriban, que no haya ningún plazo para denunciar y para pedir al Estado que investigue, persiga y condene a quienes cometen estos delitos.

Fue presentado en 2018 y está en evaluación en Diputados, comprende a todas las modalidades de abuso sexual infantil previstas en el código penal, y busca dar amparo a la víctima.

Sobre las expectativas respecto de la aprobación, «Entiendo que es un proyecto que atraviesa las ideas políticas y que nos compromete a todos y no importa la clase social ni al partido político al que se pertenezca”, destacó Matzen, legisladora por la provincia de Río Negro.

Diputadas Lorena Matzen y Nadia Ricci durante el debate

En tanto, Nadia Ricci explicó que muchas veces las víctimas no tienen la posibilidad de realizar las denuncias o de contar lo que han sufrido, por situaciones de poder de las que son víctimas, o porque quedan completamente shockeados por la situación. Esto impide que la justicia investigue y condene en muchos casos a los abusadores y permite que la impunidad avance. «Tenemos que comprometernos para que no gane el silencio y se pueda ayudar a las víctimas que tanto sufren por estos hechos», remarcó Ricci.

Cabe destacar que el proyecto además prevé garantizar la asistencia económica y psicológica para la víctima.

Algunos datos estadísticos indican que entre un 75% y 80% de los abusos se producen en el seno familiar. Aconsejan hablarle del tema a los niños desde la primera infancia, y aseguran que en pandemia muchos niños tuvieron que estar encerrados con su agresor.

En 2018 el delito de abuso pasó a ser considerado como un delito de orden público, no obstante en la actualidad, solo el 1% de los casos denunciados llega a tener la sentencia, siendo uno de los delitos donde menos justicia se recibe.