TitoBUENOS AIRES. – «Tengo un un dolor en el testículo izquierdo y una consulta médica para pagar en efectivo por 12.500 dólares», detalló el ex senador por Santa Cruz, Nicolás Fernández en una entrevista con Jonatan Viale, para justificar el dinero que portaba al momento de abordar un vuelo a Miami. Fernández argumentó que desconocía que el tope máximo fijado por ley para salir del país es de 10 mil dólares por persona adulta. El ex legislador sostuvo que, para intentar justificar su origen, presentó ayer su declaración jurada ante el juez en lo Penal Económico, Rafael Caputo. El magistrado y el fiscal Emilio Gueberoff se negaron a devolverle el dinero secuestrado pero lo autorizaron a viajar esta noche a Miami con su mujer, Sandra Miguel, tal como tenía previsto hacerlo el martes, cuando quedó demorado. Fernández prestó ayer declaración indagatoria ante el juez Caputo por la presunta comisión de los delitos de contrabando y lavado de dinero, según informaron fuentes judiciales. El ex senador kirchnerista tenía previsto viajar con su esposa a Miami el martes, cuando la Policía de Seguridad Aeroportuaria lo demoró en el aeropuerto de Ezeiza luego de que ella pasara por el scanner su cartera con 28.700 dólares adentro. Al declarar ante el juez Caputo, Fernández sostuvo que no sabía que se mantenía el tope de 10.000 dólares establecido por la legislación cambiaria y que creía que se había modificado a partir de la políticas económicas implementadas por el nuevo Gobierno.