Gordo QUELIN LAS HERAS.- El juez de Instrucción Eduardo Quelín,  a bordo de su vehículo Mercedes Benz atropelló a una menor de 11 años  quien a raíz de las heridas sufridas, fue derivada al Hospital Zonal de Caleta Olivia. El episodio tuvo lugar el mediodía del sábado, en la localidad de Perito Moreno, en avenida San Martín entre  Saavedra y avenida Perón, y la víctima es hija de un efectivo de la policía provincial. Según publicó el sitio Truncado Informa,  al momento de protagonizar el accidente el Juez Quelín no contaba con el comprobante del seguro obligatorio que establece la ley de tránsito.

Sin embargo, «por orden de la Jueza subrogante Paola Hormaechea del Juzgado de Instrucción Nro. 1. Con asiento en Las Heras, dispuso que el Juez Quelin  obtenga  la inmediata restitución del rodado Mercedes Benz, sedan 4 puertas, modelo 2014, color gris», debido a que «antes de retirarse de la comisaría el doctor consiguió que le acerquen el seguro en cuestión», publicó Truncado Noticias.

La menor fue traslada al Hospital de Perito Moreno con una fractura muy complicada en la  en el brazo derecho, para una mejor atención fue trasladada al Hospital de las Heras donde le detectan una fractura de pelvis con posible astillamiento de la misma y fractura en la quinta vértebra, lo que motivó su derivación al Hospital de Caleta Olivia donde está siendo evaluada en estos momentos.

María Sanz, de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, manifestó «es un hecho que a cualquiera le puede pasar»,  no obstante pidió el juez sea apartado de su cargo hasta tanto se esclarezca el incidente.

Cuestionó que el organismo a su cargo se enteró «por los medios» del accidente, y no por la policía que tiene obligación de informar a Seguridad Vial cada vez que ocurre un accidente de estas características.

Publicidad

Publicidad

«Supongo que ya se apartó de su cargo ….conducía sin licencia y sería interesante saber como ocurrió», escribió Sanz en su página de facebook.

Un juez cuestionado, protegido por el Poder Judicial El dr Eduardo Quelín es titular del Juzgado Nro 1 de Las Heras, hombre de carácter fuerte mas temido que respetado entre sus subordinados, accedió al cargo por selección natural del Ejecutivo a pesar del exiguo puntaje de su examen ante el Consejo de la Magistratura. Eduardo Quelín suele aplicar mano dura con los blandos. Procesó a más de un centenar de trabajadores, la mayoría estatales y docentes, por protestar en las rutas, las que rápidamente ordena desalojar convocando a la Gendarmería. Persigue a abogados que patrocinan a las víctimas de sus resoluciones; desaloja a cónyuges en proceso de divorcio y divide bienes con mano propia; priva de la libertad a personas sin causas suficientes, y traslada a detenidos paseándolos por las comisarías de los pueblos vecinos. El gremio de trabajadores judiciales asegura que Quelín tiene “serios cuestionamientos en su función jurisdiccional con fallos y resoluciones revocadas por desconocimiento del Derecho”. Además lo denunció ante el TSJ por conducta psicópata: “pelotudos”, “sos un inútil mentiroso”, “andate antes de que te cague a trompadas” ó “sos un cabeza”  son algunas de las lindezas que el juez les dedica a sus empleados. Por este motivo en 2012 el Tribunal encomendó a la dra Griselda Isabel Bard Secretaria de la Cámara de Caleta Olivia, la función de observar el accionar del Juez. La tarea fue infructuosa, la dra Bard finalmente terminó como compañera de lista de Quelín, como candidata a vocal, en las elecciones de la conducción de la Asociación de Magistrados de Santa Cruz. Pero el juez de Las Heras tiene más de un protector. “En ningún momento el Dr. Eduardo Quelin, adoptó medidas  inapropiadas en contra de ningún empleado judicial dependiente de su juzgado” esgrimó la Asociación de Magistrados en 2012, ante las acusaciones que realizó el gremio de empleados judiciales; “resultan ser totalmente infundadas, inconsistentes y fútiles, sustentadas únicamente en la confrontación y hostigamiento permanente  al Magistrado, por  el grado de exigencia y compromiso constante  con la Magistratura judicial” argumentaron sus compañeros de la Asociación de Magistrado.