La Aldea LA NACIÓN/Mariela Arias.- CALAFATE.- El hotel La Aldea del Chaltén ya estaba construido sobre el terreno que la familia Kirchner adquirió en El Chaltén a través de Los Sauces SA , una de las empresas investigadas por el juez federal Claudio Bonadio. Si bien el fondo de comercio del hotel nunca figuró en las declaraciones juradas de la ex familia presidencial, en el último peritaje de la Corte se determinó que el inmueble ya estaba construido y habilitado cuando ellos compraron el terreno. En el derrotero de allanamientos y tasaciones realizados el último año en la causa Los Sauces SA, sociedad de los Kirchner destinada a la actividad inmobiliaria, los investigadores avanzaron en la hipótesis que La Aldea es el cuarto hotel de la familia: el más desconocido, el menos glamoroso y hoy cerrado al público. En el informe solicitado por el juez Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo, y elaborado por tres peritos contables de la Corte, además de dos expertos por el Ministerio Público Fiscal y otros tres por parte de las defensa, se detalla la documentación y habilitaciones comerciales del hotel, desde que fue adquirido por Los Sauces en 2009, y cuya habilitación comercial fue entregada a una sociedad ligada al empresario Lázaro Báez. «La explotación comercial del establecimiento, según la habilitación original, data del 22/10/1997 […] con el nombre de fantasía de Apart Hotel La Aldea», detalla el peritaje en el apartado dedicado al análisis de los inmuebles que tiene Los Sauces SA. Entre los años 2008 y 2009, a través de nombre propio o bien de sus sociedades, los Kirchner compraron tres hoteles. Sin embargo, durante muchos años sólo la adquisición del Alto Calafate, a través de la compra de Hotesur SA, fue pública. Recién en 2013, tras una investigación de LA NACION que revelaba pagos de Báez a Kirchner por la contratación de habitaciones de hotel en el Alto Calafate y Las Dunas, los Kirchner reconocieron públicamente a Las Dunas. El entonces secretario general de la presidencia, Oscar Parrilli, aseguró que el hotel no estaba escondido, que estaba declarado: estaba declarada la adquisición del inmueble pero no el fondo de comercio.
La Aldea Remod

En 2016 se iniciaron remodelaciones. La obra está parada y el hotel continúa cerrado

En el caso de La Aldea, el esquema se repite: en el Libro de Actas de Directorio N° 1 de Los Sauces SA, en el acta N° 7 del 13-04-09, a foja 10 quedó registrada la operación de compra del inmueble a Refugio Austral SRL por $ 200.000, pagadero con un cheque del Banco Santa Cruz. Documentación Entre los antecedentes aportados a la causa se han localizado diversos elementos documentales relacionados con quienes estuvieron a cargo de la explotación del hotel según la información recabada en la intendencia del pueblo este año. Tras la compra en 2009, la habilitación comercial, según datos de la comuna recabado por los peritos, fue entregada a La Aldea de El Chaltén, a Valle Mitre SA y a Idea SA. Es decir: al escribano Leandro Albornoz, Adrián Berni, Lázaro Báez y a Osvaldo Sanfelice. Se trata del escribano de los Kirchner, un miembro del directorio de Hotesur, el empresario detenido y el socio de Máximo Kirchner. Las sospechas de la propiedad del hotel quedó planteada este año luego de que una denuncia de la diputada Margarita Stolbizer advirtió que Báez y López eran los principales inquilinos de las diez propiedades de la sociedad de los Kirchner. Allí se detalla cómo en su derrotero de adquirir inmuebles, el 7 de abril de 2009 Los Sauces compró la parcela de 1 961 metros cuadrados sobre la avenida principal de la localidad de meca del montañismo.