Stoessel asume Por requerimiento del vocal del Tribunal de Cuentas, dr Javier Stoessel, el organismo está analizando las actuaciones relativas a la fundación Santa Cruz Sustentable que recibe subsidios millonarios por parte del gobierno provincial, opera en Caleta Olivia, y emplea a 230 trabajadores a quienes se les adeuda sueldos y aguinaldo. Por este motivo se manifiestan desde hace meses en la ruta 3 en el ingreso a la ciudad. Ante el reclamo salarial, el interventor de la fundación Fernando Valderas hombre de La Cámpora ligado a Máximo Kirchner,  les repondió a los trabajadores que «desde el Tribunal de Cuentas se estaban poniendo trabas para cobrar», por lo cual no tenían fecha de pago, y que de ese modo «corría peligro nuestra fuente de trabajo», señaló Celeste Gonzáles, una de las referentes de los trabajadores. La respuesta del vocal por la minoría «Ante rumores y comentarios que responsabilizaban al Tribunal de Cuentas por las demoras en los pagos a los trabajadores de la Fundación Santa Cruz Sustentable de Caleta Olivia, Javier Stoessel, Vocal del organismo destacó que no existe a la fecha trámite pendiente en su despacho vinculado con el pago de haberes de enero de la Fundación», aclaró el abogado a través de un comunicado de prensa. Calificó de «discurso malicioso e inverosímil que busca direccionar equivocadamente el reclamo y que subestima a los trabajadores», las excusas de la Fundación, y aclaró que «Un vocal del Tribunal de Cuentas carece de posibilidad fáctica de realizar o no realizar un pago, menos aún, quien representa a la minoría en el Tribunal», sostuvo. Remarcó que existe un proceso abierto, por su requisitoria en el que se analizan todas las actuaciones relativas a la Fundación, en razón de haber advertido el propio Dr. Stoessel, en meses anteriores, irregularidades e inconsistencias que deben ser aclaradas, analizadas y – en su caso- subsanadas-, vinculadas a la legalidad de la Fundación, a la Intervención y a los mecanismos y modo de pago implementados. “Ese proceso esta abierto y a la fecha no se adoptado decisión alguna por parte del Tribunal, ya que se requirieron una serie de informes y estudios previos”, detalló Stoessel. Destacó que en el ejercicio de la función pública que se le asignó se realizan observaciones en procura de garantizar la transparencia en el manejo de los fondos públicos: “Uno de los mecanismos para asegurar que los fondos lleguen realmente a su destinatario final, de modo ágil, seguro, sin intermediaciones, y reduciendo los espacios para la corrupción”, indicó el vocal. Enfatizó que desde el Tribunal de Cuentas esta trabajando para transparentar el funcionamiento del Estado, nunca para entorpecerlo.
En a

En junio de 2016 el aporte no reintegrable se tramitó a través de la comisión de Fomento de Cañadón Seco

Una fundación K que cambió el nombre para que nada cambie La «ex fundación Olivia», fue creada oportunamente para contener a trabajadores de la actividad petrolera desocupados, y era financiada con fondos de la operadoras. Sin embargo actualmente los salarios se costean con fondos que envía la Provincia del orden de los 5 millones de pesos mensuales. Por deudas con la AFIP que nunca fueron aclaradas por las autoridades de entonces de la fundación presidida por José Daniel Slopper, en 2016 le bloquearon el CUIL y  la fundación pasó a llamarse Santa Cruz Sustentable. Desde hace varios años esta entidad tiene serios problemas económicos y sus trabajadores están en constante alerta por la situación laboral. La fundación Santa Cruz Sustentable presta servicios  varios para la Municipalidad de Caleta Olivia, de remediación ambiental,  separación de residuos de la Planta de Tratamiento de la ciudad de Caleta Olivia; y tareas en el vivero forestal del predio cercano al puerto Caleta Paula, entre otros. También mantiene un convenio con el Consejo Provincial de Educación, para «el mantenimiento y la puesta a punto de los edificios escolares en Caleta Olivia».