UTN Goycochea De Vido CristinaRÍO GALLEGOS.- «El Gobierno Provincial hizo un uso clientelar de un centro asistencial y además lo usó para armar un negocio, manejándose fuera de la ley», aseguró la diputada Roxana Reyes luego de trascender que la ministra de Salud, Rocío García será denunciada penalmente por el Tribunal de Cuentas (Leer) al hallarse graves irregularidades en la administración del hospital, entre ellas haber tercerizado el servicio a través de la UTN Santa Cruz. La diputada radical del frente Unión Para Vivir Mejor, indicó que es común que el Frente para la Victoria realice tercerizaciones y convenios con organizaciones, fundaciones y Universidades para saltar los controles oficiales. «Usan la imagen de las Universidades, o de otras fundaciones para manejar dinero sin control ni licitaciones, lo hicieron en este caso como lo hicieron en YCRT, donde contrataron millones de pesos en equipos y servicios sin ningún control estatal.» Los auditores del Tribunal de Cuentas de la provincia encontraron información suficiente como para presumir un delito y solicitar que la justicia investigue penalmente a los responsables de la administración del hospital «Fernando Peliche» tras demostrar que se triangularon 36 millones de pesos a través de la UTN para contratar personal en forma de monotributo, sin ningún tipo de control y violando la ley de contrataciones laborales. Esto ocurrió durante el año 2016 en tanto que los auditores también detectaron el envío de fondos a la UTN. Cabe recordar que en mayo del año pasado la sede de Río Gallegos de la UTN fue allanada en el marco de una causa que investiga el envío de fondos a YCRT (Leer), a través de la universidad. Unos $3 mil millones que autorizaba el ex ministro de Planificación Julio De Vido. Los convenios entre el ministerio de Planificación y la UTN establecían una comisión del 10 por ciento a favor de la Universidad, por la tramitación de los pagos.
La sede Río Gallegos de la UTN fue allanada en mayo pasado

Allanamiento en la sede Río Gallegos de la UTN en mayo 

Reyes recordó que esta denuncia del Tribunal de Cuentas se suma a otra serie de irregularidades que se cometieron por parte de funcionarios del Gobierno Provincial al frente del Hospital Peliche: «Hay varias denuncias que ya están realizadas ante la justicia una es por el faltante de equipamientos, por un monto superior a los 7 millones de pesos, otra es por las partidas de medicamentos y alimentos que fueron entregados por el gobierno nacional entre 2014 y 2015 y no fueron distribuidos y se vencieron en los galpones. En ese caso recordemos que se trataba entre otras cosas de una partida de 17.000 kilos de leche vencida que se encontró; es decir que dejaron vencer leche que que podría haber asistido a 315 familias durante todo un año.» El posible delito que ahora deberá investigar la justicia provincial tiene como epicentro al ex Centro Articulador de Políticas Públicas inaugurado en 2015 por el gobierno nacional y al frente del cual estuvo nombrada Rocío García, como coordinadora de salud. En diciembre de 2015, por decreto presidencial fue transferido por diez años a la provincia y renombrado como Hospital «Fernando Peliche», Nivel III. Un año después, el ministro de Salud, Jorge Lemus dispuso que regrese a la órbita de la provincia, lo cual generó una fuerte respuesta del gobierno de la provincia. La resolución aprobada ayer por unanimidad del Tribunal de Cuentas a la que tuvo acceso La Nación determinó que el convenio especifico de Cooperación Institucional firmado entre el ministerio de Salud y la Facultad Regional Santa Cruz de la UTN «violó el régimen de contrataciones y configuró un presunto desvío de fondos al utilizar mecanismos de contratación y excepciones al mismo».