Mono con habanoBUENOS AIRES.- El gobierno dará una recompensa a quien aporte datos sobre el paradero de Cláudio Minicelli, quien se encuentra prófugo desde octubre último cuando el juez Marcelo Aguinsky lo llamó a indagatoria en una causa que investiga contrabando ingresado al país con la complicidad de una banda integrada por funcionarios de la Aduana y empresarios. Según reveló hoy en La Nación el periodista Hugo Alconada Mon, el juez Aguinsky evaluó que había indicios suficientes para determinar que Minicelli integraba LA llamada «mafia de los contenedores», supuesta asociación ilícita destinada a contrabandear mercadería desde China que terminaba en la feria de La Salada. De asistente del cuñado a empresario de medios Claudio Minicelli es cuñado de Julio De Vido, el ex ministro de Planificación Federal y hoy diputado nacional al borde del desafuero por hallarse procesado en varias causas por corrupción.  «El Mono», como se lo conoce en su Río Gallegos natal, fue asistente de De Vido cuando fue ministro de Economía de Santa Cruz durante el gobierno de Néstor Kirchner. Minicelli cumplía un rol preponderante en el manejo de los contratos de pauta publicitaria que firmaba su cuñado, hasta que a finales de los noventa  llegó a adquirir la empresa Canal 2 Producciones, por entonces la única señal que emitía información desde un medio televisivo privado en la capital provincial. En 2003 cuando Néstor Kirchner accede a la presidencia de la Nación y De Vido pasa a ocupar el rol de superministro Minicelli se radica en Buenos Aires, antes, le vende su empresa a Rudy Ulloa, quien actualmente continúa al frente de su empresa Canal 2 Producciones. El valor de la recompensa La recompensa sería de $200.000 a $250.000 por quien aporte información que contribuya con la búsqueda de Minicelli, quien según el testimonio de Federico Tiscornia, uno de los detenidos, sería «la mano derecha de Oldemar Carlos «Cuki» Barreiro Laborda, quien es considerado el jefe de la organización delictiva. Federico Tiscornia, quien es hermano del juez Guillermo Tiscornia, pidió acogerse a la figura del arrepentido y complicó a Barreiro Laborda, supuesto informante del titular de la Dirección General de Aduanas (DGA), Juan José Gómez Centurión. De probarse su participación en el delito,  «el Mono» Minnicelli debería cumplir una pena  de entre 1 y 10 años de prisión. Desde su desaparición no se conocen rastros de Minicelli quien según Alconada Mon, «se mueve sólo con dinero en efectivo o sin recurrir a tarjetas de débito o crédito a las que puedan vincularlo y delatar su ubicación», por lo que los investigadores sospechan que el prófugo cuenta con algún tipo de apoyo externo que le provee de fondos frescos o, incluso, datos de inteligencia. La recompensa será anunciada una vez que el instrumento legal sea firmado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y publicado en el Boletín Oficial. Leer aquí nota completa de Alconada Mon