BUENOS AIRES.- El juez Claudio Bonadio procesó hoy al ex gobernador de Santa Cruz Carlos Alberto Sancho como supuesto miembro de una asociación ilícita que habría encabezado la ex presidenta Cristina Fernández para lavado de activos en la causa «Los Sauces». Bonadio dispuso embargarlo por 10 millones pesos pero no dictó la prisión preventiva por considerar que hasta el momento Sancho no dificultó la investigación en curso, aunque sí le aplicaron la prohibición de salir del país. «El aporte de Sancho en estos hechos es el haber creado empresas a fin de canalizar los alquileres espurios hacia Los Sauces S.A. y gerenciar con una de sus empresas, y de la que luego formó parte como empleado, un hotel perteneciente a la sociedad de la familia Kirchner», sostuvo el juez en el fallo al que accedió Winfo Santa Cruz. Sancho fue vicegobernador de Santa Cruz entre el 2003 y 2006, cuando asumió la gobernación tras la renuncia de Sergio Acevedo, quien se había negado a firmar “adelantos de pago de obra pública” que le exigían funcionarios de Vialidad Provincial. Su gobernación se extendió hasta mayo de 2007 cuando renunció en medio de una fuerte crisis social y política. Pese a ello, nunca dejó de formar parte del entorno de la familia Kirchner, fue socio de Máximo en la inmobiliaria, integró y creó sociedades que hoy son investigadas pro sus vínculos con los Kirchner y es apoderado de Máximo y Florencia Kirchner. La causa Para el juez, en la misma causa en la que se encuentra detenido el contador Alejandro Manzanares, surgen  elementos de fuerza procesal “para determinar, en principio, que Carlos Alberto Sancho es integrante de la banda, encabezada por Cristina Elisabet Fernández, Máximo Carlos Kirchner a la que luego de la muerte de su padre, ingresó Florencia Kirchner contando, a partir de allí, con poder de decisión sobre la sociedad”. Para el juez el aporte de Sancho a la causa es similar al de Osvaldo Sanfelice, Sancho formó sociedades: como IDEA S.A., Negocios Inmobiliarios S.A y también representó como apoderado en varios negocios de la sociedad y en forma personal a Máximo Carlos Kirchner y tuvo participación con los accionistas de «Los Sauces S.A», al menos en el gerenciamiento del hotel La Aldea y en la gestión de cobro de los alquileres de los inmuebles sitos en la calle Mariano Moreno 882 y y en la calle Alvear 391, Río Gallegos. Según el fallo, estas empresas “fueron creadas para los fines de la asociación ilícita, esto es el retorno por medio de alquileres de la obra pública ilegalmente concedida”. El juez recuerda las empresas de Sancho fueron creadas en momentos en que Néstor Carlos Kirchner y Cristina Elisabeth Fernández fueron presidente, «Negocios Inmobiliarios S.A.» fue creada el 31 de agosto de 2005 e «Idea S.A.» fue creada el 7 de septiembre de 2011” y remarca que ambas tienen relación con “Los Sauces SA” de los Kirchner.