RÍO GALLEGOS.-  El ex secretario de Obras Públicas de la Nación y ex funcionario en Santa Cruz fue condenado hoy a 6 años de prisión por enriquecimiento ilícito por el caso en el que fue descubierto arrojando bolsos con casi U$D 9 millones al convento de General Rodriguez en 2016. El tribunal Oral Federal condenó también a María Amalia Díaz, esposa de López, a 2 años de prisión de ejecución condicional por ser partícipe secundaria de López. En tanto que la monja, Inés Aparicio, quien lo ayudó a ingresar los bolsos al convento, fue absuelta del delito de encubrimiento. El fallo fue leído hoy a las 16 horas y transmitido en vivo por el canal del CIJ, allí se detalló que los casi U$D 9 millones y los relojes  marca Rolex y Omega que fueron incautados durante el procedimiento quedaran a disposición del Hospital Garrahan y Hospital Gutiérrez de la ciudad de Buenos Aires, en partes iguales, para que sean destinados para la compra de equipamiento e insumos. López también fue multado con el 60% del valor del enriquecimiento e fue inhabilitado absoluta perpetua para ejercer cargos públicos. Por su parte, Díaz también fue multada con el 25% del valor del enriquecimiento. Lopez se encuentra investigado en otros juicios, como el que se investiga la obra pública en Santa Cruz durante el kirchnerismo. Parte de la declaración de José López «Fabián Gutiérrez era funcional a los dos, a Néstor y a Cristina, pero en ese momento la única viva era Cristina, la plata era de la recaudación, la plata no sé dónde estaba antes de que me la trajeran. Si me llamaba Fabián era porque Cristina así se lo había indicado. Fabián era Cristina», declaró López ante los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo y ratificó ante el juez Claudio Bonadio». (Del diario Infobae)