EL CALAFATE.- A partir de las declaraciones de Facundo Zaeta, en la causa que investiga el crimen de Fabián Gutiérrez, esta tarde el juez ordenó un allanamiento en el domicilio de un familiar de Facundo Gómez donde secuestraron una camioneta de alta gama de las que comercializa una agencia local propiedad del padre. Hoy testimoniaron ante el juez, Agustín Zaeta y Facundo Gómez.

Luego que Facundo Zaeta declarara por escrito ante el juez Carlos Narvarte que «todas las camionetas RAM que se vendieron en la agencia de Gómez, eran de Gutiérrez», y precisó que una camioneta estaba «escondida» en una vivienda particular, el juez ordenó esta tarde un allanamiento en un domicilio de calle Vergara de esta ciudad que culminó con el secuentro de una vehículo similar al descripto por Zaeta.

EL domicilio señalado pertenece a un familiar de Facundo Gómez, y tal como había referido Zaeta en el patio de la vivienda se encontraba una Camioneta RAM 1.500 color gris, modelo 2014.

El vehículo fue secuestrado por personal de la División de Investigaciones de la Policía provincial, y trasladado a una dependencia judicial donde permanecerá a disposición del juez para determinar procedencia y titularidad.

Publicidad

Publicidad

Camioneta Dodge RAM secuestrada hoy, en la patente un cobertor con el nombre de la agencia que las vende. El Valor de mercado en unidades 0Km supera los 4.5 millones

En el procedimiento estuvo presente el titular de la agencia CV Calafate, padre de Facundo Gómez. El negocio ubicado en calle Monseñor Fagnano se dedica a la compra, venta y consignaciones de 0 kilómetros y motos.

Mientras tanto esta tarde el juez Carlos Narvarte y la fiscal Natalia Mercado, escucharon los testimonios de Agustín Zaeta, y de Facundo Gómez quienes ampliaron su indagatoria.

Agustín, hermano mayor de Facundo Zaeta ya había declarado en la causa, asegurando que la noche del crimen del exsecretario presidencial, él no se había reunido con su hermano ni con los otros dos jóvenes implicados en el hecho, y que su participación se remitió a intentar defender a su hermano.

Agustín Zaeta, fue detenido en la madrugada del sábado 04 de julio cuando la policía descubrió en el interior de su camioneta había una sábana con manchas de sangre. Para la defensa, el joven debería ser dejado en libertad.

El juez Narvarte tiene plazo hasta la próxima semana para resolver la condición procesal de los cuatro detenidos hasta el momento.