EL CALAFATE.- El juez de instrucción Carlos Narvarte dispuso hoy la entrega del cuerpo de Fabián Gutierrez a su familia por lo cual emitió oficio a la morgue judicial para que se concrete el pedido.

Al cumplirse un mes y tres días del asesinato del exsecretario presidencial, Fabián Gutiérrez, sus familiares podrán disponer del cuerpo que permanece en la morgue judicial de Río Gallegos.

La familia ya había realizado sendos pedidos para que se cumpla con el procedimiento.

El miércoles pasado, tras la reconstrucción del hecho, la justicia entregó a los familiares de Gutierrez, las llaves de la vivienda de la calle Perkic 124.

Publicidad

Publicidad

Narvarte, la semana pasada, había adelantado a la prensa que de no mediar ninguna solicitud de pericias por ninguna de las partes, dispondría la entrega del cuerpo a los familiares.

Cómo continúa la causa

Esta semana el juez Narvarte dispondría medidas que se concretarían la próxima semana, entre ellas están pendientes el pedido de una pericia cinemática solicitadada por los abogados de la querella, Gabriel Giordano y Sandro Levín.

En tanto los abogados de uno de los principales acusados, pidió que se cite a declarar a los compradores de vehículos vendidos en la agencia propiedad de la familia de Facundo Gómez.

Aún restan muchas preguntas sin resolver en la causa, que según la querella podría involucrar a más personas además de los cuatro procesados.

¿Quién o quiénes, cargaron con el cuerpo de la víctima de más de 80 kilogramos y lo trasladaron 30 metros entre la cabaña hasta el lugar donde fue ocultado? ¿Hubo alguien más junto a Zaeta para ayudarlo? ¿No fue Zaeta sino otra, u otras personas quienes se encargaron de esta tarea? ¿Se tratará de otro implicado que tanto la querella como la defensa dicen que pudo haber participado del crímen?

Para el abogado de la querella, Sandro Levin, el crimen tuvo un móvil económico y que el exsecretario sufrió golpes y torturas que responden a la búsqueda de dinero. «El cuerpo presenta lesiones múltiples, marcas de que fue asfixiado por ahorcamiento, cinco heridas en el cuello y precintos en la mano. Lo sentaron en algún lugar para interrogarlo», afirmó Levin en diálogo con LA NACION.

Parte del móvil económico se funda en declaraciones de por lo menos tres testigos que tienen que ver con un negocio reciente de Gutiérrez. Según esas declaraciones, dos semanas antes del asesinato, Gutiérrez estuvo en un cumpleaños con amigos. Esa noche, cuando uno de sus amigos se llevó su camioneta por unos minutos sin avisarle, el exsecretario se preocupó y pidió que su amigo regresara, porque en la parte de atrás del vehículo tenía 30.000 dólares en efectivo, producto de una venta.

Estos testimonios, concretados ante el juez Carlos Narvarte y la fiscal Natalia Mercado, sobrina de Cristina Kirchner, refuerzan la hipótesis que quienes lo mataron buscaban dinero en efectivo. Sin embargo, ni siquiera los 90.000 dólares que declaró uno de los imputados haberle robado fueron encontrados hasta ahora. Por el crimen de Gutiérrez se encuentran imputados por el delito de homicidio agravado Facundo Zaeta (19 años), Facundo Gómez (20 años) y Pedro Monzón (18 años).