EZEIZA.- El ex senador Nicolás «Tito» Fernández intentó abordar anoche el vuelo LATAM 4520 rumbo a Miami con 30 mil dólares sin declarar y fue demorado por efectivos de la PSA en Ezeiza «por causa de divisas», según consta en el acta  que registró la infracción. No está detenido pero deberá dar explicaciónes hoy en el Juzgado Penal Económico Nro 3 sobre por qué su pareja Sandra Miguel  llevaba en su cartera 28.700 dólares, cuando la suma permitida es de 10 mil dólares por persona. También deberá explicar, el origen del dinero. Fernández fue un hombre cercano al matrimonio kirchner con quienes compartió un trayecto político que lo llevó en varias oportunidades a representar a Santa Cruz , como diputado nacional, primero, y luego como senador, hasta que en 2013 por razones jamás explicitadas, fue expulsado del kirchnerismo y nunca más regresó a la política. «Es un automarginado social», lo definen en Caleta Olivia su ciudad de origen donde en los noventa fue candidato a intendente por el PJ, «el más votado, por eso luego Néstor Kirchner me convocó a encabezar la lista de diputados nacionales», relató a Perfil, el propio Fernández. Sus vínculos con Cristina Fernández fueron sólidos, hombre fuerte en la relación con la Corte Suprema, mentor de la designación de Ricardo Lorenzetti, aunque aclara «la decisión de su nombramiento fue de Cristina, yo solo era amigo del juez». La ruptura con el Frente para la Victoria se produjo en 2013, «porque Cristina me atribuyó responsabilidades en el armado de las listas en La Pampa, con la que yo no tuve nada que  ver», refiere Nicolás Fernández quien se enteró que había sido excluido de la lista de candidatos a senadores, la noche antes del cierre de lista. Su nombre por entonces tenía el peso de quien sonaba como el posible compañero de fórmula de Cristina Fernández en la elección de 2015, pero dos años antes, perdió todo. Actualmente trabaja en su estudio de abogado, «el más coqueto» de la ciudad según una fuente de Caleta Olivia, y cuentan que desde su caída en desgracia no se lo ve en lugares públicos, «la última vez que lo vi fue en el velatorio del padre de Mario Cifuentes», consigna la fuente. Mario Cifuentes es un multiempresario caletense, «más millonario que Báez», según cuentan quienes lo conocen.