El ex secretario de Obras Públicas, José López, y el ex ministro de Planificación, Julio De Vido

Dos ex funcionarios de Santa Cruz, José Lopez y Julio De Vido quedaron muy cerca de ser procesados por recibir sobornos en la causa Skanka. También por administración fraudulenta y por negociaciones incompatibles con sus funciones . El fiscal federal Carlos Stornelli los acusóde recibir parte de las coimas que pagó la constructora sueca  para ampliar dos gasoductos en el país. Ahora la decisión está en manos del juez Sebastián Casanello, quien dirige la investigación sobre el pago de 14 millones de pesos de coimas, que terminaron en manos de funcionarios públicos, según publicó hoy el diario La Nación.  La maniobra consistió en el pago de sobornos de Skanska, justificados en su contabilidad mediante la emisión de facturas truchas por trabajos no realizados. Los cheques por las coimas se pagan a esas empresas fantasma y el dinero salía de ellas y era girado a Money Market y el Fondo Fiduciario Provincial (Fonfipro), entidades financieras que los convirtieron en efectivo. Una de ellas estaba conectada con Nación Fideicomisos, que era manejada por Néstor Ulloa y la otra al Enargas, comandado por Fulvio Madaro. Ambos organismos eran los destinatarios del 5 por ciento del valor total de la obra en concepto de coimas, y se repartían del siguiente modo: 3 por ciento era para el Enargas y 2 por ciento para Nación Fideicomisos. Ulloa y Madaro estuvieron imputados, pero la Sala I de la Cámara Federal anuló una prueba clave: una grabación entre un contador de Skanska y un ejecutivo de la firma donde la empresa confesaba cómo se repartieron las coimas. Con ese fallo, el juez Norberto Oyarbide sobreseyó a todos y esa sentencia sigue firme.   Aquí la nota completa La fiscalía pidió procesar a De Vido y Lopez por coimas en el caso Skanska