Alicia cuenta con los dedosRÍO GALLEGOS.- Fue sin dudas, el peor año político de Alicia Kirchner. Ya nadie olvidará su año de gobierno. Muchos la recordarán esta noche cuando no hayan podido cumplir con sus deseos o los de su familia: en especial aquellos que aún hoy no han cobrado la totalidad de sus sueldos ni sus aguinaldos como empleados estatales. Las últimas fotografías de la realidad no la favorecen: a 5000 km de Santa Cruz, un funcionario de su gobierno se disputa a la piñas con la policía por un lugar en el juicio de Milagros Sala. Horacio Pietragalla, secretario de Derechos Humanos, uno de los funcionarios importados por Alicia para su gestión, termina el año argumentando: «Defendiendo a una compañera ante el abuso d la policía de Jujuy.Entenderás o no pero acá en jujuy o donde sea a las compañeras se la respeta», según su versión de los hechos en la red social Twitter. Captura de pantalla 2016-12-24 10.55.59El gobierno de Santa Cruz no ha explicado aún el comportamiento de su Secretario de Derechos Humanos en Jujuy. No sorprendería que nada digan, dado que en la última década, muchos de sus funcionarios han protagonizado hechos de violencia y tampoco lo han explicado: desde la célebre patota que apaleó a los caceroleros allá por abril de 2002 hasta Varizat atropellando con la 4 x 4 a 25 trabajadores. La foto con Vidal, el secretario general de los petroleros tampoco la favorece. Tarde y con demoras, Alicia Kirchner intenta ponerse al frente de la conflictiva situación petrolera que se avecina en zona norte. Vidal, el hombre que estuvo detenido siendo secretario general en 2015 por un episodio donde se lo vinculaba a la portación de armas, hoy es el gremialista con mas llegada a Alicia Kirchner. Alicia recibe a Vidal y niega reunirse con maestros, judiciales, empleados públicos, médicos. Alicia elige sacarse una foto con Vidal, pudiendo evitar la foto y dejar ese rol a su vicegobernador. Pero el desgaste de Alicia no es solo exterior. Quienes la rodean tampoco le evitan estos cimbronazos. La situación familiar de la gobernadora tampoco es sencilla. Su hija Romina Mercado es la apoderada de Hotesur. SA la empresa con la que los Kirchner adquirieron el hotel Alto Calafate. El año cierra como empezó con allanamientos múltiples que intentan dirimir que pasó en ese hotel de los Kirchner donde la hija de la gobernadora tuvo siempre un rol central y protagónico. Una mala Navidad para Alicia Kirchner. Los balances del año, quedarán para una próxima columna. Captura de pantalla 2016-12-24 09.57.13