Romina Saúl Por Héctor Barabino.- ¿Qué parte no entendieron los pobres que votaron a Macri, y los estatales vagos que le reclaman a Alicia Kirchner? De la Defensora Oficial, Romina Saúl en su cuenta de facebook: «Para los que lo único que hacen es tirar mierda pero no le laburan un día a nadie, acá se mantienen los puestos de trabajo, no se echó a ningún trabajador público, con dificultad y sacrificio pero se cumple a pesar que de Nación no nos manden lo que corresponde porque ya le descontaron las retenciones al agro , a las mineras, ya devaluaron, sacaron el cepo cambiario y está la economía desastrosa, nosotros que somos empleados y somos parte del mayor gasto que tiene la provincia deberíamos honrar nuestro trabajo cuando hay gente que no tiene ni para comer, ah y me olvidaba para los que dicen que la gobernadora no habla, sí dice lo que va a poder cumplir no como el Presidente que tenemos que ganó mintiendo».   No es Violencia Rivas, es la Defensora Oficial, Romina Saúl. El posteo fue borrado en algún momento, pero las ideas no. juraRomina Saúl es la Defensora Oficial de mayores, desde diciembre 2009 y tiene como misión principal velar porque se cumplan los derechos de los más vulnerables, los pobres, los que no pueden acceder a una defensa por sus propios medio económicos, los ausentes, los inhábiles.  Un defensor debe ser imparcial. Que es como decir, «no robarás». Esa imparcialidad está taxativamente prescrita en la ley orgánica de la justicia: “Los Magistrados y funcionarios no podrán actuar en política, salvo la emisión del voto; tener participación en la dirección o redacción de periódicos que traten de ella; firmar programas, exposiciones, protestas u otros documentos de carácter político, ni ejecutar o participar en actos que afecten o puedan afectar la circunspección y la imparcialidad de sus funciones o que la menoscaben en público o en privado, del buen concepto que debe rodear su persona y el cargo que desempeñan». Romina Saúl conoce muy bien cuales son los derechos de los pobres, aunque no los defienda porque considera que los pobres son un producto de Macri, aún en Santa Cruz, donde el Frente para la Victoria al que ella defiende con fanatismo gobierna hace 25 años incluidos 12 años en la presidencia del país. Está convencida de que ser empleado público no es ser un trabajador que presta un servicio para el estado sino un servidor del gobierno, como predica ella por facebook, y con el ejemplo. Por eso denigra a los que defienden sus derechos laborales, “no le laburan un día a nadie”, sentencia desde el seno de un gobierno que detesta los reclamos laborales. ¿Qué parte no entendieron los pobres que votaron a Macri, y los estatales vagos que le reclaman a Alicia Kirchner?