Por Héctor Barabino.- El ministro de Gobierno, Fernando Basanta, aseguró esta semana que todos los jubilados provinciales  «ganan más  de 40 mil pesos». Según la Caja de Previsión Social, el 67% de los beneficiarios cobra menos de 35 mil pesos. En declaraciones a la estatal LU 14, y que reprodujera el oficialista diario La Opinión Austral, el titular de la cartera de Gobierno recordó que el senador Eduardo Costa votó a favor de la reforma previsional nacional, y lo criticó por acompañar el reclamo de los jubilados provinciales:  “vemos que después se saca fotos con los jubilados que ganan todos más de 40 mil pesos», precisó el ministro. Sin embargo la información suministrada por la Caja de Previsión Social, el sábado 6 de abril, indica que el 57% de los jubilados y pensionados de Santa Cruz percibe un haber inferior a los 30 mil pesos. Siempre según la información oficial, 12.141 jubilaciones y pensiones no superan los 35 mil pesos, es decir un 67% del total de los aproximadamente 18.500 beneficiarios del sistema. Ambas cifras están muy por debajo de las aseveraciones del ministro Fernando Basanta. Durante el 2017 con excepción de judiciales, 10%, y docentes 8%, ningún activo obtuvo aumento en sus salarios, por lo tanto tampoco los jubilados vieron incrementado sus haberes. Además, en lo que va del corriente año solo los activos de la ex 591 obtuvieron una leve mejora en sus salarios consistente en una suma fija de 2 mil pesos «no remunerativos», que excluyó a los jubilados y sentó un peligroso antecedente para los demás sectores a la hora de negociar salarios con el gobierno. Este acuerdo, sellado entre el gobierno de Alicia Kirchner y  los gremios ATE, UPCN, y APAP, no solo borró de un plumazo la hasta ahora vigente movilidad de los haberes previsionales, sino echó por tierra una de las principales conquistas de docentes y estatales que en 2007 erradicaron de sus recibos las degradantes «sumas en negro» que bastardeaban el salario y desfinanciaron el sistema previsional y la obra social. El ministro Basanta no es ajeno a este pacto por lo tanto sabe mejor que nadie, no solo que no es verdad que «todos» los jubilados en Santa Cruz ganen más de 40 mil pesos, sino que es muy probable que nunca logren siquiera acercarse a esa cifra a partir del acuerdo con los gremios estatales, que condenó a los jubilados al ostracismo de negociar sin gremios que los representen, y a un brutal congelamiento de sus haberes.