Por Héctor Barabino.- «El barril de petróleo a U$S 70 con un dólar a $40, imaginate», comenta un atento observador de las cuentas provinciales que los funcionarios esconden o tergiversan. ¿Quién advierte esta realidad por estas horas aciagas de estampida del dólar y títulos amenazantes sobre el futuro de la economía y del gobierno de Macri?
Con el dólar por las nubes en el ministerio de Economía de Santa Cruz celebran la sangría de la Argentina, mientras acolchonan plata en la caja provincial. En una semana las regalías provinciales aumentaron su valor en un 30%. Ejemplo: Según el presupuesto 2018 por regalías de petróleo y gas ingresarían a las arcas provinciales, $ 5.679.991.040. Unos cinco mil setecientos millones. Esta cifra el gobierno la proyectó a partir de enero de este año cuando el dólar estaba a 20 pesos. Ahora está a 40. Es decir que los 5.700 millones que calculábamos para este año, no van a ser 5.700. ¿El doble? ¿Un 50% más? ¿Un 40% más? Vaya uno a saber, lo cierto es que esa cifra de 5.700 millones nunca va a ser menor, de hecho ya no lo es a partir de abril cuando el dólar alcanzó los 30 pesos. Sin embargo los funcionarios lloran el «recorte» de Nación a las provincias para justificar el ajuste de las cuentas públicas, el Plan de Ahorro Previo de fondos que en 2019 endulzarán la crucial elección de ese año. En nuestra provincia no hablamos de economía, porque nuestra economía se reduce a lo que haga o deje de hacer el estado omnipresente y proveedor, administrado por la familia Kirchner desde 1991. Por eso nos mienten en la cara y cualquier funcionario puede decir lo que se le ocurra y cante, si total «¿quien me va a desmentir o a retrucar?». «Nación asfixia a Santa Cruz porque mi apellido pesa», dice Alicia. Mientras guarda en su cartera la lapicera con la que firmó el pacto fiscal comprometiéndose a «ajustar las cuentas fiscales». (Ajustar el estado). Santa Cruz redujo el déficit fiscal de $2,791 millones a $548 millones, en un lapso de 12 meses. Esos $2,243 millones menos son los que la gobernadora Alicia Kirchner, «ahorró» congelando salarios, y difiriendo los pagos de sueldos a estatales activos y jubilados. El «Préstamo Fácil», de un gobierno que ajusta para abajo. Pero en Santa Cruz, de esto no se habla.