EL CALAFATE.- El geólogo Christian Soto realizó una evaluación luego del sismo registrado hoy aquí, y recordó que la zona del Lago Argentino es sísmicamente activa. Afirmó que los datos disponibles son escasos y poco precisos por falta de instrumental para registro sísmico, y remarcó la necesidad de mayor inversión, y trabajo mancomunado entre el estado, los técnicos y los académicos.

El geólogo becario del CONICET señaló que la región del Lago Argentino «es una zona que debe ser considerada sísmicamente activa», y añadió que si bien la frecuencia e intensidad de los eventos es muy inferior a lo que acontece normalmente más al norte de la Argentina y Chile en el sector cordillerano, no debe desestimarse la preocupación que genera este tipo de fenómenos en la población local de El Calafate y área de influencia».

Dijo que la causa de estos movimientos telúricos en estas latitudes australes «debe ser atribuida a la convergencia tectónica de las placas Antártica y Sudamericana, la cual ocurre a una velocidad de dos centímetros por año. Este proceso, aparentemente lento, viene sucediendo desde hace muchos millones de años, de manera espaciada pero persistente. Como consecuencia, la corteza terrestre está siendo comprimida y deformada de manera constante, convirtiéndose en el “motor” principal para la generación de montañas», explicó.

El licenciado Soto señaló que entre la zona del Lago Argentino y la localidad de Puerto Natales (Chile) «se han registrado en los últimos 70 años, trece sismos superiores a Mw 4.5; siendo el más importante, el ocurrido en el año 1959 con una magnitud de 6.1 (www.earthquake.usgs.gov). Cabe destacar que el sismo del día de hoy, ha sido el más cercano a la localidad de El Calafate (3km) dentro de este rango de tiempo e intensidades».

Sostuvo que a «partir de decenas de sismos menores registrados para este sector, se puede inferir por dónde pasarían esos planos de falla que se mueven como escamas de la corteza terrestre, acomodando el acortamiento de la misma».

Remarcó que si bien puede explicarse de manera muy general la naturaleza de estos movimientos, «lamentablemente los datos disponibles son escasos y poco precisos debido a la ausencia de instrumental para registro sísmico en la región», y afirmó que «sin dudas, sería de vital importancia que organismos estatales, técnicos como académicos, invirtieran y trabajaran de manera mancomunada para indagar aún más en el conocimiento de estos fenómenos naturales y del riesgo y peligro geológico que ello implica para la sociedad local».

*Christian N. Soto es Licenciado en geología y becario doctoral CIT SANTA CRUZ (UNPA-CONICET).