RIO GALLEGOS.- Desde el año 2011, , que no llegaba a las escuelas la orden de armar planillas con los docentes que se adhieran a los paros. La medida, que obliga a los directivos a informar al Consejo Provincial de Educación, generó una fuerte respuesta gremial y de los vocales docentes en el CPE quienes acusaron a las autoridades de confeccionar «listas negras» de docentes en huelga. En el año 2011, cuando Roberto Borselli, también era presidente del CPE, cerca de 5000 docentes recibieron descuentos por haber realizado paro, lo que significó que el estado haya retenido 60 millones de pesos, por los días descontados. Esta vez, la forma de comunicar desde el CPE la orden a todos los directivos de la provincia fue a través de correo electrónico, o por fax.  Algunos no recibieron ninguna comunicación. En cada localidad los directivos tuvieron reuniones con las filiales de la Adosac donde aunaron criterios para actuar. Según fuentes de Educación confiaron a Winfo Santa Cruz, los supervisores se negaron a llevar adelante la medida, con lo cual la acción quedó en manos de tres directivos del CPE,  Adriana Ulibarri, Directora Provincial de Personal; Damián Zadanki, Secretario de Coordinación Educativa; y Claudia Ochoa, Directora de Coordinación Administrativa. En la nota oficial se detalla que deberá informarse el nombre, cargo y funciones de los docentes que hayan realizado paro los días 21 y 22 en el marco de las medidas de fuerzas decididas por la Adosac y la AMET. IMG-20160324-WA0000   Captura de pantalla 2016-03-24 a las 12.23.29 a.m.