Ministro de Transporte Dietrich y la obra pública «En Santa Cruz, el 80 por ciento de las licitaciones las ganó Báez y lo pagó Vialidad Nacional«, reveló el Ministro de Transporte, Guillermo Dietrich quien señaló además que los competidores del empresario «cobraban a 120 días, mucho más que él». El funcionario adelantó que el gobierno nacional definió que en adelante «para cobrar se tiene que hacer» la obra primero. El ministro de Transporte aseguró que «en todo se pagó más de lo que corresponde», al hacer un repaso por el estado de las licitaciones de obra pública y transporte durante el kirchnerismo. Dietrich en diálogo con Radio Mitre auntó al empresario de la construcción Lázaro Báez, «debió asfaltar la Ruta 3 pero hizo el 36 por ciento de la obra». Mencionó que se encuentra en marcha una auditoría sobre los ferrocarriles tras detectarse que «en todo se paga más de lo que corresponde» como se sospecha en otros rubros de la obra pública en la que aseguró «hubo una complicidad» que obliga a impulsar «un Nunca Más a la corrupción estatal». Cristóbal López se quedó con la recaudación de los peajes que le correspondía al Estado En otro orden, Dietrich, confirmó la intervención de la Autopista Ezeiza-Cañuelas tras la constatación de que su operador, el empresario Cristóbal López, no remitió a Vialidad Nacional 250 millones de pesos de fondos recaudados en concepto de Recursos de Asignación Específica (RAE). El funcionario señaló que esos fondos deben transferirse a Vialidad y la concesión no lo hacía, lo cual acumuló una deuda de 250 millones de pesos, sin computar los intereses por mora. «Estamos trabajando con las cuestiones legales, pero el último miércoles salió la nota de intervención de ese corredor porque López no pagaba 250 millones de pesos de RAE», precisó Dietrich y apuntó que «se aumentó la tarifa y con el Órgano de Control de Concesiones Viales se acordó ampliar en 10 años la concesión y muchos beneficios». La irregularidad se suma a la denuncia en proceso que reclama la ausencia de pago en el rubro Impuesto a la Transferencia de Combustibles a la AFIP por 7.400 millones de pesos, que López, a través de Oil Combustibles retuvo desde 2013 y distribuyó a otras firmas de su propiedad para comprar nuevas empresas, según develó una investigación del diario La Nación. Fuente: TELAM